miércoles, 8 de agosto de 2012

BRUNO RODOLFI

River Plate 1934/44 – 1947/48  -  170 partidos – 5 goles – 5 títulos
.

Había dos cosas imposibles de lograr con Bruno Rodolfi. Primero despegarse de su persecución a la hora de la marca. Y segundo arrancarle una sonrisa entre tanto despliegue de sobriedad. Así era este mendocino derecho y señorial, cortado con la tijera del recato y la timidez, reacciones lógicas para un paisano de tierra adentro que se aventura a las desmesuras de la gran ciudad.
   Bruno Rodolfi había nacido el 26 de Abril de 1915 en la provincia de Mendoza. La magia del boca a boca y la cadena de contactos informales, acercaron los rumores de volante en jefe que despertaba cada domingo en los pelados reductos viñateros, a oídos de un par de dirigentes riverplatenses que aceptaron jugarle una fichita (de 5000 pesos) a este desconocido centrojás de Gimnasia y Esgrima.
   La fascinación constante, el movimiento permanente, la paz esporádica de una ciudad bestial y de una camiseta por todos conocida seguramente habrán hecho mella en las costumbres de un muchacho de palabras contadas y gestos sencillos. Pero nada de eso se notó en el campo de juego, donde su rectitud y compromiso prendieron rápido en la consideración de un hincha siempre exigente. Jugó al lado de Esteban Malazzo y Aarón Wergifker sus primeros partidos como profesional en la extensa temporada de 1934 apuntalando siempre en base a marca y orden las pulsiones ofensivas de nenes como Bernabé Ferreyra, Nolo Ferreira y Carlos Peucelle.
   La rutilante adquisición de José María Minella, lo relegó un par de temporadas a un segundo plano del que logró escapar por su aptitud para ocupar la zaga central en casos de fuerza mayor y por una sorprendente convocatoria a la Selección Nacional en el año 1937, cuando era reserva en el equipo que lo contenía. Tanta paciencia y dedicación le redituaron dividendos personales al poco tiempo, cuando las tabas del gran Pepe poco a poco acusaron la edad y el esfuerzo.
   Más canchero y más experto en su función de contrapeso del equipo, Rodolfi entregó sus mejores años entre 1940 y 1943. Si la fabulosa irrupción de La Máquina es definida como un violento reverdecer de la primavera futbolística, Bruno (y Ramos, y Vaghi, y Yácono, y Ferreyra) deben ser necesariamente ubicados en los roles de jardineros prolijos, prestos a eliminar cualquier maleza que surgiese para entorpecer la enorme belleza de ese cantero millonario. Los memoriosos recordarán por siempre su fabulosa actuación en el superclásico del año 1941, mientras el quinteto mágico deleitaba con su show de goles (5-1 final), Rodolfi se encargaba de borrar de la cancha al magnífico playmaker xeneize Jaime Sarlanga, con una limpieza y autoridad que fue imposible pasarla por alto.
   Con 4 campeonatos en la mochila y un respeto consolidado en el mundo River, Bruno Rodolfi optó como tantos por emigrar al calor monetario de la novel liga mexicana. Fichó en el Puebla y allí jugó dos temporadas relajadas y exitosas, siendo comandante junto a otros argentinos (Ricardo Alarcón, Eladio Vaschetto, Norberto Pairoux, Emilio Baldonedo) de un cuadro que fue gran protagonista de campeonatos. Emprendió el retorno a mediados del 47 y encaró su último año y medio como profesional a la sombra cada vez más inmensa de Pipo Rossi. Tal vez en esos minutos finales de su carrera haya esbozado alguna mueca de sonrisa dentro del campo, esa que guardo siempre para los suyos, pero que pocas veces se permitió en el fragor de la batalla.

6 comentarios:

Dany dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dany dijo...

Blogger Dany dijo...

DALMASSITO EMOCIONAN TUS HISTORIAS SOBRE JUGADORES DE LEYENDA QUE SIGUEN JUGANDO EN NUESTRAS MENTES, YA QUE SUS HAZAÑAS CON LA BANDA PASAN DE MANERA INDELEBLE DE GENERACION EN GENERACION.

Centrojas dijo...

Ahora esta de moda decir por ejemplo que iniesta tiene pinta de Oficinista pero Rodolfi no fue el primero con pinta de oficinista habria que decir que fue el primero con pinta de bancario (?)

roberto dijo...

Un gran jugador injustamente olvidado en la lista de grandes 5 de River, el Yacono-Rodolfi-ramos era la base de Muñoz Moreno Pedernera Labruna Loustau/Deambrosi.
Gran post Dalmassito un placer leerte regularmente.

HECTOR PADILLA LOZANO dijo...

AQUI EN PUEBLA, MEXICO LO RECORDAMOS CON CARIÑO, CON ÈL Y OTROS GRANDES JUGADORES INICIÒ LA HISTORIA DEL PUEBLA F.C.

HECTOR PADILLA LOZANO dijo...

AQUI EN PUEBLA, MEXICO LO RECORDAMOS CON CARIÑO, CON ÈL Y OTROS GRANDES JUGADORES INICIÒ LA HISTORIA DEL PUEBLA F.C.