miércoles, 16 de marzo de 2011

RIVER EN AMARILLO Y NEGRO

.
La historia de River Plate tiene varios puntos que se vinculan con Peñarol de Montevideo. Fueron los Mirasoles quienes prestaron su equipo para jugar el partido inaugural del Estadio Monumental en 1938. También fueron los que se hicieron presentes en el cotejo oficial de celebración del centenario millonario y los que asistieron al juego despedida de Enzo Francescoli. Además, fue Peñarol el equipo que le propinó a River la derrota por la cual surgiría el mote de gallina, tan doloroso y tan apropiado con el tiempo. Es más, durante el amateurismo River usó como alternativa más de una vez la casaca del manya, obsequiada en algún choque amistoso. Pese a estos lazos, no deja de sorprender que desperdigados a ambas riberas del plata, dos entidades llamadas River Plate, luzcan en sus divisas el negro y oro, colores insignias del carbonero montevideano.
La ciudad de Junin está ubicada en el noroeste de la provincia de Buenos Aires. Casi 100 mil habitantes. Cabecera de Partido. Laguna de Gómez, campo y parque industrial. Fútbol y Básquetbol. Sarmiento, Jorge Newbery y Mariano Moreno son los clubes que alcanzaron alguna vez el sueño de jugar en primera. El resto sucumbe fin de semana tras fin de semana a la soportable levedad de la Liga del Oeste. Desde allí viene el Club Atlético River Plate de Junín. Dos rarezas lo acompañan eternamente: Su casaca amarilla y negra y un apodo nunca antes escuchado: “La loba”. Parece que una vez un inmigrante italiano decidió ofrendarle como prueba de amor a la institución, su reliquia mas preciada. Una estatuilla mitológica de la loba amamantando a Rómulo y Remo, que no es ni mas ni menos que el símbolo de Roma en el mundo. El obsequio caló hondo en los corazones juninense, tanto como para perpetuarse en la memoria.

River de Junín en humilde. Fue fundado el 1 de agosto de 1922. Fue campeón 7 veces en la Liga del Oeste: 1938, 1958, el nocturno de 1958/59, 1959, 1970, Apertura 2000 y Clausura 2000. Su pequeño reducto de juego lleva el nombre de Omar Atondo, orgullo de la institución y figura representativa de la entidad en el fútbol de primera con actuaciones en Colón de Santa Fe, Atlanta y Los Andes.
.
.
Dorada y luto también es la insignia de otro River en el mundo. En este caso con un sentido mucho mas lógico porque se trata de un River Plate (otro) nacido en Uruguay. A Rocha es difícil encasillarla. Grande para ser pueblo. Chica para ser ciudad. Capital del departamento homónimo no escapa de las generalidades de la vida mansa acostumbrada en el interior. La paz de la gente en las veredas y la siesta sagrada, mechada con los atardeceres imponentes en La Paloma.
El River Plate rochense fue fundado el 28 de septiembre de 1918. Sus colores son un directo homenaje a Peñarol y fueron elegidos luego de una pisada de picado frente a los otros miembros fundadores fanáticos de Nacional que, obviamente, proponían la divisa tricolor. Ha jugado siempre en la Liga Rochense de fútbol y su trascendencia a oscilado con el tiempo. Tiene la rara particularidad de salir campeón cada 32 años y de contar en cada plantel campeón con un jugador de apellido Pereyra. En 1932 fue Floduardo, en 1964 Floduardo hijo, y el 1996 Daniel, nieto e hijo de los Floduardos anteriormente mencionados. Inigualable.

En 1996 rozó la hazaña de codearse con los grandes de Montevideo cuando representó al Departamento de Rocha en la Liguilla Pre Libertadores de ese año. Previamente había obtenido la Copa de Campeones organizada por la OFI (la entidad charrúa que vincula a los equipos del interior) derrotando a Central de Durazno, aunque por cuestiones organizativas nunca se reconoció ese triunfo.
Hoy ambos River buscan su destino en canchas desparejas y olvidadas de tribunas. Igual se las arreglan para llevar bien alto un nombre que estimula y obliga, por mas que los colores que se visten digan lo contrario.

3 comentarios:

Marcelo desde Mendoza dijo...

Que incríbles historias emparentadas con el Peñarol de Uruguay . Alguna vez pensé que River necesitaba un equipo B alternativo para darle rodaje a jugadores en formación o promesas juveniles . Ese equipo podría ser unos de los tantos rivercitos diseminados por todo el país . Ese RIVER B sería un éxito ecónomico y deportivo para esa institución porque el principial activo los jugadores se los prestaría su hermano mayor . Que les parece la idea ?

Enrique dijo...

También pensé algo parecido pero más relacionado a lo que hacen en España con el Real Madrid B, Barcelona B y tantos otros.

Se acuerdan del partido River campeón del siglo? me parece que también fue contra Peñarol.

saludos!

humberto dijo...

Lo mejor de junin por la humildad y los mejores jugadores de la zona noroeste de la provincia de buenos aires orgulloso de ser hincha y haber jugado en la loba propongo que se haga una campaña nacional de socios adherentes a la loba de junin me llamo greco humberto y vivo en villa mercedes provincia de san luis.