domingo, 13 de marzo de 2011

PRIMERA PIFIA

River Plate 1 - 2 Vélez Sarsfield
Torneo Clausura 2011 - 5ª fecha.

Estadio Monumental - 13/03/11.



RIVER PLATE: Chichizola (4); Ferrero (5), Maidana (5) y Román (5); Pereyra (6), Acevedo (4), Almeyda (6), J.M. Díaz (5), Lanzini (6) y Lamela (4); Pavone (6). Posteriormente Caruso, Buonanotte y Affranchino. DT: Juan José López.
VÉLEZ SARSFIELD:
Barovero; G. Díaz, Domínguez, Ortíz y Papa; Fernández, Razzotti, Álvarez, Ramírez y Moralez; Silva. Luego Canteros, Martínez y Desábato. DT: Ricardo Gareca.

GOLES:
Santiago Silva (VZ) 34 pt. Mariano Pavone (RP) -penal- 3 st. Santiago Silva (VZ) 39 st.

ARBITRO: Héctor Baldassi -bien-.
MAN OF THE MATCH: Santiago Silva (Vélez Sarsfield).
RESULTADO MORAL: River Plate 1 - Vélez Sarsfield 1.


Ricky Álvarez encaró haciendo gala de sus zancadas elegantes. Sorteó como postes a Maidana y Almeyda y quedó mano a mano con Chichizola. El arrojo del arquerito provocó un rebote y luego otro más ante Ramírez. La pelota salió disparada y sin rumbo. Pudo haber volado a los carteles, rebotado hacia el centro del campo o aterrizado en una estrella cercana. Pero no. Viajó desalmada a los pies de Santiago Silva (olfato, que le llaman) quién tocó al gol de cachetada en la valla de la Figueroa Alcorta. Chau invicto. Hola realidad.
De movida se sabe que perder ante Vélez figura en los planes de nuestra realidad. De todas formas, no es la derrota ni mucho menos la perdida del invicto en nuestra valla, la señal más preocupante que se desprende de esta noche de Núñez. Como matriz para la salvación, la era JJ optó por un estilo, que no es ni bueno ni malo, pero que tiene sus formas que tienden a privilegiar el orden y el equilibrio en desmedro de la persistencia ofensiva. Ese estilo permitió reagrupar un pequeño capital de puntos que hasta aquí nos zafan de todo, pero que se queda bastante corto a la hora de encontrar respuestas a ciertas adversidades. Esa ausencia de variantes es la luz de alarma que -por ahora- parpadea tenuemente en el accionar de nuestro equipo.
Ante Vélez el partido era un empate clavado. River arrimó peligro de arranque pero se fue perdiendo lentamente en sus eternos problemas: La soledad de Pavone, las intermitencias de Lanzini y Lamela, lo poco variable de su juego ofensivo. El Fortín se encontró con la apertura del score luego de una burda pifia de Chichizola cuando no había hecho demasiado. En el complemento, la banda cinchó hasta conseguir el empate y parecía que lo podía dar vuelta. Pero tanto empuje lo partió en dos, volviéndose un equipo largo y jugado, quedando el resultado para cualquiera. Pegó Vélez y ese fue su mérito, aunque los 3 puntos parecen ser un regalo demasiado generoso.

El camino es largo y con varios obstáculos por delante. El torneo pasado a esta altura River acumulaba 10 puntos e iniciaba una larga racha sin sumar de a tres. Despacito y por las piedras. Si de algo sirve esta caída es para volver a recordarnos cual es nuestro objetivo en toda esta historia.

6 comentarios:

Marcelo desde Mendoza dijo...

NO tenemos recambio ni opciones para cambiar demasiado . Lo podíamos haber ganado de haber tenido un poco más de ideas o de tener un goleador implacable como Silva de nuestro lado que no perdona una . Me parece que fue malo que en algún momento nos hayamos creído que por estar arriba éramos invencibles . Un baldazo de agua fría en este momento no viene mal .
Esperemos reaccionar a tiempo .

Centrojas dijo...

La realidad nos pego un sopapo, pero mas que para el plantel o el dt es para le gente y los medios, el negro siempre que hablo lo hizo y hace con los pies sobre la tierra.

Este Velez no es el del año pasado, pero sigue siendo superior a nosotros y ayer el partido casi que se lo regalamos

somos un equipo al que la nafta le dura 10 minutos por tiempo, eso es lo que mas me preocupa, no se si es mi sensacion pero parece que llegamos al final de los partidos fundidos.

hace 3 partidos que Lanzini viene siendo mas importante que Lamela probar con un delantero por Erik seria muy suicida (?)

dalmassito dijo...

No, no es suicida. Es una opción de variante.

A mi me parece igual que Lamela tiene que ser titular, pero lo haría jugar mas libre, sin ataduras de posiciones.

Yo le haría un lugar entre los titulares a Pereyra.

Vélez y Estudiantes son mas, a pesar de que anden mal. Al resto me le animo a cualquiera.

Nicolsal14 dijo...

dejemonos de joder, velez estuvo muerto durante 20 minutos. No llegó en todo el partido y los goles los hizo de orto. No me vengan con que son superiores porque es mentira.
Tendra un goleador implacable como Silva y un 10 exquisito como Ramirez pero el resto es menos que River.
Lo que pasa es que el millo se debe dejar de creer su propio discurso. Ese de luchar hasta límites exajerados para empezar a juagr a veces. Si Ferrero la revienta 9 de cada 10 veces que la tiene se complica para salir jugando. Si Lamela no aparece las variantes se acortan. Si le seguimos tirando la pelota a Pavone no mucho va a cambiar. River hoy depende de la levantada de Acevedo y de la constancia de los pibes. Lo demas por ahora resulta.

dalmassito dijo...

El domingo no fueron superiores. Pero estan un escalón arriba nuestro en todo. Si ellos pelean todos los campeonatos. Juegan las copas. No piensan en el descenso. Venden por millones. Y tienen cinco tipos en la seleccion local (ojo no es parametro) algo mejor que nosotros han hecho.

Mi ejemplo es sencillo: Te pensas nicolsal14 que tipos como Silva, Ramirez. Burrito Martinez no serían jugadores de River en buenas épocas.

El futbol es un milagro que empareja todo. Y mucho mas en el futbol choto que tenemos aca. Igual en este campeonato no estamos para compararnos ni con Velez ni con nadie.

pelotín dijo...

La diferencia es que Vélez sabe a qué juega. Argentinos no es más que River jugador por jugador, pero sabe a qué juega, y eso lo vuelve igual o mejor. Los últimos dos partidos nos pasó lo mismo. Y son equipos con confianza, cosa que a nosotros nos falta. Ante la primera adversidad, nos llenamos de ansiedad y miedo.

Es una pena que se hayan perdido cuatro puntos de local y que dejemos de aprovechar una fecha en la que podíamos estirar ventajas. Encima el domingo tenemos un partido bien jodido. La cosa es que no nos hundamos anímicamente.