domingo, 8 de noviembre de 2009

EL VIA CRUCIS CONTINUA

Newell's Old Boys 2 - 1 River Plate
Torneo Apertura 2009 - 13ª fecha.
Estadio Coloso del Parque - 07/11/09.


NEWELL'S OLD BOYS: Peratta; Machuca, Insaurralde y Fideleff; Roselli, Bernardi, Barrientos y Vangioni; Formica, Achucarro e Insaurralde. Posteriormente Dening, Dolci y Quiroga. DT: Roberto Sensini.
RIVER PLATE: Vega (7); Ferrari (4), Cabral (4), Sánchez (4) y Villagra (4); Barrado (4), Domingo (4), Abelairas (3) y Gallardo (3); Buonanotte (4) y Fabbiani (3). Luego Díaz (4), Rosales y Bou. DT: Leonardo Astrada.
GOLES: Joaquín Boghossian (NOB) 4 pt. Diego Buonanotte (RP) 18 st. Joaquín Boghossian (NOB) 34 pt.
ARBITRO: Javier Collado (mal)
RESULTADO MORAL: Newell's Old Boys 2 - River Plate 0.

Hacer un análisis de la presentación de River en la ciudad de Rosario es un ejercicio desconsiderado para el escribiente, que en el objetivo de aportarle algo piola al lector, pretende esquivarle el bulto a calificativos tan gastados como patético, decadente, desastroso, vergonzoso, lamentable y muchos etcéteras más. Pero hay tardes en las que River no da ni siquiera para ser original, y mucho menos para el análisis. Eterno enfermo en agonía, el River que jugó en el Parque se pareció mucho al de las primeras fechas de Gorosito, y que creíamos -con todas las miseras que se nos han adherido- relativamente dejado atrás.
River perdió en todo, y dejó en cancha tal imagen de impotencia que recordarla hace mal. Perdió de arriba, de abajo, en velocidad, en potencia, en actitud, en concentración. No hay que ser un gran estratega para complicarle la existencia al cuadro de Astrada. Solo poblar la mitad de la cancha y presionar la generación de juego de Gallardo. Listo. El resto de lo que River pueda intentar solo producirá cosquillas en la piel de equipos (como la Lepra ayer) que se juegan la vida por derrotar a una camiseta cargada de historia.
En Rosario, River puso en cancha dos hombres que jugaron parados. Uno porque el físico no le da para otra cosa (Gallardo), y otro porque así es su estilo (Fabbiani). Hartó con infinidad de pases laterales sin sentido y con las anunciadas e inofensivas trepadas laterales de Ferrari. Hizo agua atras y en el medio. Solo pateó al arco dos veces. Así no se le pueda ganar a nadie. Demasiadas ventajas para chocar contra un cuadro, raspador, dinámico y oportunista, que además, está motivado y en racha.
Lamentablemente, si hubiésemos tenido plata para apostar, habría saltaba la banca. Todo River (incluso los jugadores, creo) sabía que tarde o temprano iba a ser boleta de Joaquín Boghossian, el lungo ariete rojinegro. Eso es lo lamentable de todo este bolonqui. Sabemos quienes, cuando, cómo y por donde nos van a lastimar, y nosotros -atónitos, ciegos, impotentes, nunca tan bajo- no hacemos nada para evitarlo.

1 comentario:

Manu dijo...

hay jugadores que siguen sorprendiendome para mal cuando ya mi capacidad de asombro esta colmada.

algun dia alguien deberia hacer una estadististicas de cuantos goles nos hicieron por desatensiones/cagadas/pifiadas/burradas/etc de cabral.

Abelairas con su apatia e intrascendencia (ahora ni siquiera saca bien los centros)
fabbiani con su gordura y su amor a los flashes a cuestas que no puede aguantar una pelota, el muñeco que no puede con su fisico (esta para 30 minutos nada mas lamentablemente)
y la banda de mediocres que tenemos en el plantel.
En diciembre no se pueden equivocar hay que traer 4 titulares (digo 4 por que no se pueden traer mas) y no pueden equivocarse