jueves, 20 de agosto de 2009

A REMARLA

River Plate 1 - 2 Lanús
Copa Sudamericana 2009. Ida Fase preliminar.
Estadio Monumental - 19/08/09.


RIVER PLATE: Vega (6); Ferrari (5), Cabral (5), Coronel (5) y Villagra (6); Barrado (5), Musacchio (5), Archubi (3), Ortega (5) y Buonanotte (6); Fabbiani (5). Posteriormente ingresaron Gallardo (5) y Galmarini. DT: Néstor Gorosito.
LANÚS: Caranta; Arce, Hoyos, Viera y Velázquez; Salvio, Fritzler, Ledesma y Blanco; Salcedo y Lagos. Posteriormente Pelletieri y Biglieri. DT: Luis Zubeldía.
GOLES: Cristian Fabbiani (RP) 22 st. Eduardo Salvio (L) 34 st. Eduardo Salvio (L) 45 st.
ARBITRO: Sergio Pezzotta (bien).
RESULTADO MORAL: River Plate 1 - Lanús 1.

Vuelve River a la cancha. Vuelve Ortega a su casa. Vuelve el fútbol a los argentinos por fin. Pero también vuelve la misma sensación que nos ha acompañado en los últimos tiempos y la cual ya nos parece tan propia. La desilusión. Llega y nos roba la sonrisa. Viene y sin avisar nos vuelca un balde de agua fría en el cogote. A esta altura del partido, pedir explicaciones convincentes de porque ocurre lo que nos ocurre se parece mucho a una práctica masoquista.
Faltaban segundos para que el pitazo de Pezzotta sentencie un empate para nada beneficioso. Pero el pibe Coronel salió lejos y erró en el cálculo. Santiago Biglieri escapó con todo el campo a su favor, y ya pisando el área, hizo bien algo muy difícil: No ser egoísta. Lo vio solo a Salvio, y este, sometió a Vega con un toque colocado y de primera. 1-2 y a remarla en el Sur en la revancha. Por ahora la derrota es solo eso. Ojalá no sea un presagio de como viene barajado el semestre.
En el debut Sudamericano, River fue un cúmulo de insinuaciones. No se puede decir que jugó mal, pero sabemos perfectamente que estuvo lejos de hacerlo bien. Merodeó el área, amagó romper el molde con alguna gambeta de Buonanotte o algún pase de Ortega. Pero solo disparó con balas de fogueo, salvo a los 22 del complemento, cuando Fabbiani sacudió la valla de Caranta con un derechazo bajo. Fue ese el punto cúlmine de una noche con mucha paridad. A partir de allí, Lanús creció en silencio y gracias a un Salvio inspirado se llevó un partido de Núñez que ni siquiera esperaba.
Dejemos las ilusiones, las premoniciones y los análisis para mas adelante. Soñar en grande es un lujo demasiado caro para el River de estos tiempos. Solo esperemos que lo mas pronto posible, el cuadro mejore lo suficiente como para poder ganar el próximo partido.

4 comentarios:

A River lo quiero - Los Sobrios del Hormigón dijo...

Nos falta presencia en el área, anoche se notaba mucho cuando alguno llegaba al fondo o encaraba al área para luego retroceder o buscar algún compañero al costado. Fabbiani tiene la tendencia de salir del área aún en situaciones donde la jugada pide que se quede dentro.

Saludos, Negro Enrique

El Lugar De River dijo...

Es dificil ganar en el sur,pero no imposible, no vamos a aflojar ahora ni hay que darse por vencidos, VAMOS RIVER!!

la derrota fue injusta, pero bue.. hay que dar vuelta la historia


un saludo!

Nicolas dijo...

NO ESTOY DE ACUERDO NI CON EL MORAL QUE PARA MI ERA PARA UN 2 A 1 PARA RIVER NI CON EL COMENTARIO DEL UQE SE HABLA MAS DE COMO SE PERDIO A COMO JUGO RIVER QUE PARA MI GUSTO FUE BIEN. SALUDOS Y MUCHAS GRACIAS COMO SIEMPRE.

walter_rel dijo...

Una lastima que no habeis podido ganar, pienso que en la vuelta os vais a ganar. Mucha suerte.

Os sigo desde http://mallorketas.blogspot.com

Muchos saludos.