jueves, 16 de diciembre de 2010

PARECERES DE UN SEMESTRE HOT


- El Apertura: River redondeó un torneo decente, cuando todo apuntaba a lo contrario. Hubo un arranque furioso que se esfumó ante el mínimo contratiempo. La impericia de Cappa para establecer su idea futbolística llevó al equipo a una confusión que explotó en mil pedazos la tarde de la caída en Floresta. A partir del clásico, River comprendió que para sumar debía arremangarse las mangas y laburar los partidos. Sumó preciosas unidades con un esquema táctico que abre créditos de confianza para lo que viene. Muy pocas veces mostró buen fútbol, y jugar con el fantasma del descenso es una aliciente en este ítem.
- El mejor: Juan Pablo Carrizo. El mismo que se fue. El mismo de siempre. Sobrio y ganador. Por momentos pareció invencible. Ganó solito varios de los 31 puntos obtenidos. Sus atajadas a Silvera, Leguizamón y Bareiro –todas para victorias- fueron milagrosas. Mención especial para Jonathan Maidana, Alexis Ferrero y Mariano Pavone.
- El peor: Carlos Arano. Acorde a sus antecedentes del montón. Flojo en ataque. Flojo en la marca. Cuando lo sentaron en el banco la defensa mejoró. Un berretín innecesario de Cappa. Rodrigo Rojas. ¿Qué será de ese paraguayito que sorprendió en el verano por su ductilidad?. Demasiado frío. Mas que frío, helado.
- La revelación: Erik Lamela. La última joyita de la cantera, poseedor de una zurda diabla y un talento distinto y desequilibrante, al que todavía falta pulir. Arrancó como volante por izquierda, pero fue de enganche cuando ofreció su versión mas osada y productiva. Adalberto Román. Era un desconocido y fue haciéndose un lugar (como buen paraguayo) a base de garra, corazón y juego aéreo. JJ lo mandó a la izquierda de la defensa y –junto a Maidana y Ferrero- construyó un bloque desacostumbradamente sólido en la zaga millonaria.
- Los históricos: Una de las imágenes de la campaña es la del Pelado Almeyda trabando con la cabeza en el final del partido ante Huracán. Recibido de ídolo y referente, su aporte fue clave en el primer tramo del certamen. Vital en la estructura moral del plantel y la hinchada. Un desgarro lo sacó 7 partidos coincidiendo con lo mas pobre de la campaña. Dejó la marca de su entrega conmovedora y una súplica unánime en el pueblo: Que juegue 6 meses más. Ariel Ortega. Su infantil expulsión ante Huracán abortó lo que había sido un muy buen arranque de temporada. Luego cayó en un pozo del que no salió. Tanto que su aporte fue más productivo viniendo desde el banco. Mas allá de su problema personal. Todos nos hemos dado cuenta de que Ariel ya no puede. Todos, menos él.
- Los refuerzos: Mariano Pavone. Una polenta de topadora. Vino lesionado y le costó entrar en sintonía. Suplió todo con un esfuerzo titánico casi siempre en desventaja ante los zagueros. En las fechas finales aparecieron los goles que prometió y sigue prometiendo. Jonathan Maidana venció rápido el preconcepto de haber surgido en Boca jugando con mucha solvencia y categoría. Parejo y regular, se metió para siempre en el recuerdo del hincha con ese cabezazo ganador en el superclásico. Walter Acevedo perdió rápido el puesto con Almeyda y Cappa no lo tuvo en cuenta. Jugando en tándem con el Pelado brindó un gran aporte en la parte final del año. Equilibrio, despliegue y pase seguro. Josepmir Ballón, humilde, silencioso, tímido, le costó aclimatarse al mundo River. En la segunda parte del torneo fue opción seguido a la hora de la variante. No desentonó. Leandro Caruso. Sus tres goles a Central Norte ilusionaron con la explosión del buen delantero que sabemos que es. Se quedó en promesas. Jugó muy poco y no hizo mucho para ganarse el puesto.
- Los técnicos: El principal error de Ángel Cappa fue la lectura de la realidad. Planteó una revolución cuando en River ni siquiera había fusiles. Desaprovecho el impulso de un gran arranque y se fue perdiendo en la nube de sus rabietas histéricas y las pocas respuestas de su esquema futbolístico. La formación de su último equipo en el partido ante All Boys, es la muestra del desconcierto en el que estaba metido. Juan José López llegó para apagar el incendio. Sinceró las metas y ordenó las fichas en sus respectivos lugares. Privilegío el orden a la fantasía y de esa formula llegaron los puntos que estaban escaseando.
- El mejor partido: El 1-0 a Boca. Por la carga previa, por la entrega de los 11, y porque sirvió luego para la remontada en la tabla. También el 4-1 a Lanús de la fecha final. Además de eso, los 45 iniciales ante Huracán y lapsos de los partidos ante Gimnasia y Quilmes en el Monumental.
- El peor partido: River fue muy superado por Vélez y Estudiantes. Pero el peor juego de todos fue ante All Boys en Floresta, por la indolencia y la carencia de rumbo. Una tarde aciaga que reavivó más que nunca los fantasmas tan temidos.
- Lo bueno: Los 31 puntos. El retorno en gran forma de Carrizo. La aparición de figuras jóvenes de verdadero nivel. El liderazgo de Almeyda. La reivindicación como ídolo riverplatense de JJ López. El desahogo ante Boca. El apoyo irrestricto del pueblo millonario en las 19 fechas.
- Lo malo: El karma de jugar mirando la tabla de los promedios. El fracaso de la gestión Cappa. Cierta tendencia de varios jueces a hacerse los giles cuando dirigen a River, con el bochornoso arbitraje de Beligoy en Mendoza a la cabeza. La actualidad futbolística de Ariel Ortega.
- Lo triste: La muerte del pibe Walter Paz en las tribunas de Vélez. Y el silencio posterior con el que –desde los medios y las dirigencias- se pretendió cubrir el hecho.
- La hinchada: El hincha leyó mejor que nadie la gravedad de la situación. Sumó paciencia en momentos álgidos y acompañó, como siempre, reventando estadios a lo largo del certamen. La recepción del equipo en el superclásico ante Boca, todavía eriza la piel.
- La dirigencia: En un estilo poco aconsejable, Passarella manda desde el silencio. Desde allí decidió echar a Cappa, y confirmar a JJ para el año que viene. Se sabe poco de lo que se hace –si se hace- para reparar el hoyo dejado por Aguilar. Seguimos esperando la mentada auditoría, que con cada día que pasa, suena mas a zaraza de campaña.
- El ruego: Ni título, ni Copa. Para el próximo semestre… otros 30.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

En realidad, la famosa auditoria fue el pase de Belluschi y el partido contra boca en Bolivia. La verdad que Aguilar no dejo ni una huella de todo lo que se robo. Ojo, no estoy defendiendo a Passarella, pero es muy dificil hacer un juicio ante una persona ligada a Grondona, y a su vez Don Julio ligado al gobierno. Todavia tengo un poco de fe que se lo juzge a Aguilar pero me parece que va a ser como Al Capone: mato a miles de personas, pero fue a carcel por evasion de impuestos. Aca es lo mismo, Aguilar se robo de todo, pero solo se sabe de dos cositas...

VascoH

Nicolsal14 dijo...

Como siempre el respeto que le profeso a usted ante todo, pero creo que esta vez la pifio bastante. Decir que el Burrito no puede no es otra cosa que una falta de respeto, no por lo que dió ni por lo que representa, ni siquiera por el nombre que ocupa en el fútbol argentino sino por la falta de contemplación y paciendia para emitir semejante veredicto,no me parece para nada.
Lo demas es cuestionable, que se yo lo de Carrizo no me parecio tan brilante como para ser la figura del campeonato, creo que Maidana o Almeyda cuando estuvieron hicieron mucho mas mérito pero obviamente es cuestionable y un blog no es otra cosa que la expresión de un pensamiento.
Y otra de las cosas que no me gusto es la de no valorar el esfuerzo de Passarella en el armado del equipo y el acierto fundamental con algunos refuerzos.

dalmassito dijo...

Todo bien, nicolsal14. Gracias por comentar.

Igual dejame aclarar algo por si se entendió mal. Soy enfermo de River. De su historia. De los que construyeron y construyen su gloriosa vida. Creeme que lo ultimo que querría hacer es faltarle el respeto a un tipo como Ariel.

Lo que está escrito es lo que ví. Y no significa que sea lo que hayan visto todos. No me voy a poner a explicar porque creo que Ariel ya no puede. Porque es muy subjetivo. Solo diré que nunca es triste la verdad (la mía al menos). Lo que no tiene es remedio.

abrazo.

Anónimo dijo...

Bastante de acuerdo con el resumen general


en particular con Lamela revelación



y difiero un poco :

J.J. con Acevedo le dio iniciativa a la fantasía , yo esperaba que eso ocurriera con Cirigliano por dos razones , Cappa había dicho que el pibe se parecía más a Xavi que a Masche , la otra razón es que yo no había visto jugar a este 5 dúctil y de buena pegada , Enrique me hizo prestarle atención y cuando jugó con Godoy Cruz le vi la pasta


"mi" esquema era similar a este de J.J. o el del partido con NOB , donde Lamela debutó , en el torneo y descolló para ser estúpidamente cambiado .

Con una base para el desarrollo del juego "lindo" en el medio campo y no en la defensa o la posesión de la pelota , ahí fracasó la idea de Cappa y ese fracaso parcial estuvo muy ligado a poner dos delanteros referentes de área ( parte de LO MALO ) , incoherente con él mismo ; después podemos hablar de sus rabietas , mitad justas , mitad inútiles o , incluso , perjudiciales para el clima del plantel ...

ojo , los muchachos se prendieron en eso de campeonar , no fue sólo el DT


El peor partido : con Quilmes , no por el juego sino por las circunstancias y el manejo de estas .

Se lesiona Almeyda después de la salida de Ballón y aunque parecía que era impensado un gol de QAC , realmente , con los cambios Tocalli había revertido el desarrollo ...

la lesión grave del Pelado nos priva del único tipo equilibrado capaz de sostener la audacia de Cappa que se tornó temeridad ese mismo día .


Almeyda fue el tester y fue tan bueno su comienzo como también su regreso ante Boca , raro pero sus dos partidos últimos fueron malos , lo que no quita que implore que siga seis meses más , además se merece ser parte de cumplir con la mejora fubolística pretendida e iniciada ...


Carrizo el mejor , Almeyda el más importante ... no sé se me confunden .




(seguiré )

Anónimo dijo...

...




De Pavone me quedo con un par de habilitaciones en el partido con Colón que le dieron un pase gol a Lamela y un penal ignorado por el árbitro , para mí eso le abrió el arco , es una lección de fútbol que aprendí jugando , cuando sos generoso , la red te premia .


La dupla con Funesito fue improductiva y perjudicial

mi preferencia ya se sabe y por qué . Te cuento que de las atajadas que resaltas de J.P. en dos partidos se ganó con goles del pibe .


Salvo Chilavert no hay otro ganapartidos que conozca .



Los jugadores por su técnica te abren el abanico táctico o te lo cierran , ahí el Director no tiene que errar , Cappa no podía pretender tener la pelota antes de tranquilizar y sin sacar , modificar lo que fallaba , ahí J.J. ya sea por sus méritos o también por lo visto previamente metió mano y se acercó más a lo pretendido por Cappa mismo , con estos mismos jugadores ... si pretendía/mos el juego del Barsa , claro , era un delirio tremendo .

Igual me alegro que haya estado y lo considero parte del logro , lamentando no saber si hubiera fracasado de quedarse y tener otra pretemporada y torneo para plasmar lo que según contrato y declaraciones pretendía .


El Che fue el que quiso hacer la revolución el el Congo y Bolivia sin lo nesario , Cappa , no sé

el humo venía de antes de que él "hable" y no me dejó ver que hubiera pasado .



Es simple 31 puntos


Los 6 o 7 que nos chorearon los referatos y Cappa seguía siendo el DT , en todo caso habría que echarle la culpa de no ganar a pesar de los penales no cobrados , del gol robado a Funesito y de los jugadores golpeados y condicionados , "pobre" , enojarse por eso ... si vamos a hablar de realidad .




Según mi criterio Nicolsal14 , Ortega es un muchacho que requiere de ser guiado y apoyado , si hablamos de estar en un plantel , en grupo , no es un líder guía por sí mismo , puede transformarse de positivo en negativo según el vuelo de los pájaros , de ahí a que esté acabado , no !! , acá en el blog en general defendimos la postura de que entre de refresco , veremos qué pasa .

Que recaiga , si eso es lo que pasa es normal a su enfermedad tanto como que pueda volver si lo siguen apoyando pero no por quererlo o idolatrarlo nos creamos que el puede decidir por sobre las necesidades y pretenciones de un grupo .




abrazo , Jorge

Enrique dijo...

Comparto las apreciaciones del posteo excepto la revelación, para mi fue el Tucu Pereyra. Lamela que es un gran proyecto, encandila por su juego muy vistoso pero el Tucu en el tramo final del torneo dejó un surco por la banda donde lo ubicaran. Se saca los rivales de encima con una facilidad que no lo veia desde Berti. La falta serenarse frente al arco y vamos a tener un jugadorazo. Ojo, pienso lo mismo de Lamela y Lanzini en cuanto a su futuro. Esto fue lo mejor que dejó Cappa (y no es poco).

saludos!

Anónimo dijo...

el tucu fue revelación cuando lo vi en el torneo pasado

en este se afianzó !!




abrazo

Centrojas dijo...

Estoy bastante de acuerdo, matices mas matices menos, solo quiero decir algo respecto al burrito y lo digo con todo el dolor del alma por alguien que me hizo inmensamente feliz
pero desde su vuelta post niuls, River fue mas importante para el Burro, que el burro para River..

Marcelo desde Mendoza dijo...

Coincido plenamente con Adrian como siempre y me gustaría saber que pensaba Passarella que podía pasar con Cappa cuando lo contrató a sabiendas que River era un polvorín con bombas y granadas en todos los caminos que podía encarar . Cappa es un buen DT pero me parece que River y su grandeza se lo tragó . JJ conoce todo pero por sobre todas las cosas supo ubicar a todos en su mejor lugar . Capitulo aparte para Ortega y Buonanotte , ellos con sus problemas personales trasladados al grupo hicieron demasiado ruido. Me parece que haberlos dejado un poco al costado nos vino bien y lo vimos plasmado en los resultados finales . Yo seguiría apostando al mismo equipo de los partidos finales con algún refuerzito puntual que si fuera D'Alesandro muchisimo mejor .

Cordobes 37 dijo...

Teníamos buenos pibes pero no pudieron dar su mejor rendimiento más que tuvieron que crecer rápido futbolisicamente por el contexto de ganar pero para no descender y que tuvieron que dar la cara como el Keko,lanzini, lamela, funes morí, el enano, también al pelado almeyda que dejó todo por river pero no se logró tuvo revancha gracias a dios, con él burrito quisas no era para titular pero al banco que entrase 10 o 15 hace la diferencia mentalmente como se manejaron con él fue una falta de respeto, jota jota se tenía que ir ahí y que traigan a otro dt de entrada ya se sabia q descendió 3 veces y que como dt no era la gran cosa y pasarella ya todos lo sabemos fue desastroso hoy gracias a dios river se pudo levantar y de que manera