lunes, 5 de julio de 2010

MAXIMILIANO LÓPEZ


La vida profesional de Maxi López tenía un rumbo determinado, cuando un golpe del destino o un pequeño guiño de la fortuna, la cambiaron para siempre. Esa tarde en La Bombonera de Buenos Aires, Maxi no hubiera visto acción si Marcelo Salas no se desgarraba a los 4 minutos del primer tiempo. Ese día, el mismo futbolista torpetón y voluntarioso que era entonces y que es hoy, adquirió otra dimensión, otra chapa, un carnet de promesa que quizá le quedó grande. No volvimos a verlo jugar de esa forma. Nunca nadie le había faltado tanto el respeto a Rolando Schiavi como él aquella jornada. Encaró felino con su gambeta corta, despatarró defensores gracias a su lomo. Virtualmente esos 86 minutos en cancha, le valieron a River 10.000.000 de dólares, y a Maxi, el ticket de entrada a una vida que ni siquiera había soñado.
Maximiliano Gastón López nació en Capital Federal el 3 de Abril de 1984. Hizo las inferiores y debutó en River muy pibe una tarde de 2001 ante San Lorenzo de Almagro. Fue empate 2-2 y el segundo gol fue una definición cruzada suya. Se abrazó con Ramón Díaz, que se había jugado por ese muchacho morrudo, rubio como un sueco, de llamativa velocidad para ser un tanque y que asomaba como una opción interesante para el reemplazo de Cavenaghi y Cardetti. Pero pasó Ramón Díaz y llegó Pellegrini, y pasó Pellegrini y llegó Astrada, y la acción de Maxi en la primera de River era moderada e intermitente. Todo, hasta “ese” partido del Clausura 2004 en La Boca.
A principios de 2005 lo compró Barcelona de España. Pagaron un vagón de dólares por aquel ario ariete endemoniado ante Boca. Apostaban a encontrar al Drogba blanco, pero hallaron un delantero que se lesionó seguido y no se adaptó jamás a un estilo de juego que le exigía mas destrezas de las que poseía. Dos temporadas mas tarde lo prestaron a Mallorca y retornó sin suceso. Luego lo cedieron a Moscú FC y volvió de Rusia así como fue, con algunos goles más pero con la misma apatía que ya era un signo distintivo de su trayectoria. Entonces fue el turno de su arribo a Gremio de Porto Alegre. El calor de la cercanía familiar y el estilo menos tensionado del Brasileirao, posibilitaron la recuperación de gran parte de las facultades que lo hicieron notorio. En el cuadro gaucho anotó mas de 20 goles, fue semifinalista de la Copa Libertadores, y volvió a recuperar su poder de fuego que parecía olvidado.
Claro que la figura de Maxi López ofrece tela para cortar tanto para el futbolero como para el chismoso. Si uno pone en el buscador de imágenes de google su nombre, lo primero que aparece es su señora (la…¿vedette?, ¿actriz?, ¿botinera?) Wanda Nara mostrando sus habilidades labiales y su pelaje desnudo. El amor perdona todo, pero seguro tan alto perfil en las revistas del corazón, no sumaron muchos porotos para el progreso de su carrera.
Amagaron varias veces con repatriarlo a Núñez pero no se dio. Hoy juega para el Catania de Italia. Un equipo chico y de alma guerrera que le peleó con exíto la batalla al descenso con 11 argentinos de compañeros de vestuario. Maxi fue la estrella de un cuadro rustico, contragolpeador, y como nunca moldeado para que su estilo de juego se sienta cómodo. No defraudó y protagonizó los mejores 6 meses de su carrera. Ahora deberá confirmarlo.

7 comentarios:

GeorgeCLINTON dijo...

El Drogba blanco!!! Jajajajaja! Estamos de acuerdo en que este habrá sido el mejor negocio de la era Aguilar?

dalmassito dijo...

Si, vendimos ahí un buzón importante. Lo del drogba blanco es un invento de un par de pibes que crearon irónicamente un sitio web en homenaje al Masi. Hasta una iglesia tienen

Centrojas dijo...

Ramon siempre dijo que era un jugador para el Calcio, parece que tenia razon

Enrique dijo...

En la tribuna me cargaron siempre por defender al Massi hasta que llegó ese partido en la boca, la chapa que saqué ese día no tiene nombre...
También hizo un golazo a Arsenal en Sarandí faltando muy poco para terminar, pero me gustaría saber si alguno pudo ver uno que hizo en alguna selección juvenil donde se saca 3 o 4 tipos de encima con un par de amagues, un golazo que no pude ver nunca más.

nicoc dijo...

Ese clásico la rompió,pero creo que se vino abajo un poco porque en los clásicos de la copa no pudo hacer lo mismo y ademas erro el penal decisivo.Es un buen delantero,ojala que la siga rompiendo en el Calcio

GeorgeCLINTON dijo...

Sí, conozco el blog del Drogba blanco, jeje! Si se consolida en el calcio lo van a empezar a pedir para Brasil 2014(?)

walter_rel dijo...

Anda, como olvidarme de este Maxi. Cuando anunciaron que venia cedido a Mallorca, estaba super emocionado e ilusionado y aqui pas con mas pena que gloria.

Ahora esta haciendo una grandisima campaña en Italia.

Saludos.