lunes, 22 de febrero de 2010

DONDE IREMOS A PARAR...

River Plate 1 - 1 Arsenal
Torneo Clausura 2010 - 5ª fecha.
Estadio Monumental - 21/02/10.


RIVER PLATE: Vega (5); Villagra (5), Ferrero (5), Coronel (5) y Díaz (5); Ferrari (4), Almeyda (4), Rojas (4) y Gallardo (5); Ludueña (4) y Canales (4). Posteriormente Villalva (4), Ahumada (5) y Funes Mori. DT: Leonardo Astrada.
ARSENAL: Campestrini; Álvarez, Tula, Matellán y Yacuzzi; Galván, Sena, Pérez Castro y Poggi. Obolo y Jara. Luego Leguizamón, Silva y Menéndez. DT: Jorge Burruchaga.
GOLES: Sergio Sena (ARS) 40 pt. Marcelo Gallardo (RP) -t. libre- 6 st.
ARBITRO: Juan Pablo Pompei (bien)
ROJAS: Matías Almeyda (River Plate)
MAN OF THE MATCH: Franco Jara (Arsenal)
RESULTADO MORAL: River Plate 1 - Arsenal 1.

El 20 de Enero pasado, River Plate le ganó a Boca Juniors en Mar del Plata 3-1. En aquel momento, un joven equipo de Astrada brindó un espléndido segundo tiempo ante un xeneize que -vale decirlo- arrastraba las patas por el piso. Apenas un mes ha transcurrido de aquella feliz noche de verano, y la ilusión que de ella se desprendió se ha evaporado por completo. Una ilusión que nunca tuvo sustento lógico, aunque muchos nos negaramos a aceptarlo.
Varios meses antes de ese partido, cuando le tocó asumir en reemplazo de un Pipo Gorosito renunciado, Leonardo Astrada había establecido parámetros claros sobre la idea que quería de equipo. Bien o mal, River en esos últimos partidos del Apertura pasado jugó apuntando a respetar un esquema y una idea. A juzgar por lo visto en estos primeros juegos de 2010, algo parece haberse perdido en el camino.
La cosa es sencilla: Ante Banfield 4-4-2 con Rojas de 8. Ante Chaca 3-5-2 con Rojas de enganche y Almeyda de zaguero. Ante Central vuelta al 4-4-2 con Barrado de 8 y ya sin Ortega. Frente a Colón 3-5-2 con Gallardo de doble 5. Ante Arsenal 4-3-1-2 con Villagra de 4, Ferrari de 8, Rojas a la izquierda y Gallardo de enganche. Imposible no estar desconcertado. Imposible no jugar mal.
Nuestros sufrimientos crónicos de endebles defensiva, y anemia en ataque, volvieron a hacerse presentes ante un Arsenal que jugó muy cómodo la táctica pijotera que fue a desplegar a Núñez. Ante eso, River no expuso mas que un puñadito de llegadas en la primera parte del cotejo. Luego, el jeroglífico de contención de Burruchaga hundió al millonario en un oscuro vacío de ideas y sorpresas, que se profundizó mucho más con la roja de Almeyda. Seamos honestos. Si no fuera por la chiripa del desvío en la barrera, hoy estaríamos lamentando otra derrota.
Extinta aquella llamita marplatense, hoy nuestro River naufraga en un océano turbulento, ciego y sin radar. Una certeza paga su peso en oro, pero por lo visto hasta aquí (5 puntos de 15 y sin confianza en ninguna de las líneas), estamos mas cerca del fondo que de la superficie.

3 comentarios:

Marcelo desde Mendoza dijo...

Evidentemente el Negro no encuentra el juego ni el funcionamiento del equipo. Prueba y prueba y no encuentra el funcionamiento que al él le gustao mejor dicho que luzca y que sea efectivo . De las primeras 5 fechas ya podemos ir sacando varias conclusiones : FERRARI no es 8 , ayer estaba perdido ..rinde mucho más de 4 con proyección .
ROJAS debería jugar de 8 aunque no sea su puesto natural ..el pibe juega muy bien ... y creo que deberíamos jugar con un doble 5 ..con Almeyda y Ahumada corriendo y metiendo en el medio ..y Rojas y Gallardo abiertos en cada banda con Funes Mori y Villalva u Ortega si se repone .

Enrique dijo...

Coincido con el posteo, por ahora y como mínimo necesitamos orden pero los permanentes cambios de esquema conspiran con ello. El caso Rojas es el mejor ejemplo, como dice el posteo van 5 fechas y ya jugó de enganche, por la izquierda y por la derecha del mediocampo y se nota que el jugador perdió seguridad, lo mismo pasa con el resto del equipo.

Agrupacion Tradicional River Plate dijo...

Nos pareció acertadísimo el comentario y por eso lo citamos y lo linkeamos en el margen superior derecho de nuestro blog para que se pueda ingresar aquí directamente.

Un abrazo riverplatense