lunes, 4 de enero de 2010

VICENTE LOCASO

River 1928/ 1932 - 25 goles – 0 títulos.

Se supone que pasar a la historia significa también tallar eternamente tu nombre en el mármol del recuerdo. Eso no siempre es así, porque si bien el mármol existe, no todos se toman el tiempo para leerlo. Si eligiéramos al azar a 100 hinchas de la popular de River Plate, podría arriesgarse sin temor a equivocarse que solo un puñadito conoce el nombre del homenajeado de este post.
Vicente Locaso está muy metido en la historia de River por un único y relevante detalle. Es el autor del primer gol en la era profesional de nuestro Club. Ocurrió en un lugar que ya no existe como tal, la vieja cancha de Atlanta, el 31 de mayo de 1931, cuando a los 18 minutos del primer tiempo, un remate cruzado suyo, doblegó las manos del golero Bohemio Mascheroni, y le brindó a River el triunfo por 1-0. El primero en la era rentada.
Para ese entonces, Locaso era un muchacho de 22 años, rulos rubios y físico diminuto, que venía mostrando desde hacía algunas temporadas en el amateurismo, una calidad que lo sobresalía de la media habitual. Había debutado con gol el 26 de agosto de 1928 en la cancha de Alvear y Tagle ante Sportivo Barracas. Enseguida ganó consideración por su juego atildado, armonioso, pensante, y por una llamativa facilidad para llegar a posiciones de gol (24 en el amateurismo) desde su rol de armador de juego, además de ser uno de los preferidos del público, por ser un elemento de las divisiones formativas del club.
Locaso solo pudo vestir la banda roja en 8 partidos durante el profesionalismo. Arrancó la temporada del 31 como titular junto a Carlos Peucelle, el uruguayo Pedro Lago, Emilio Castro y Pedro Marassi. Lo fue hasta el 9 de agosto cuando en un partido ante Vélez Sarsfield, una seria lesión en la rodilla izquierda le truncó la carrera. A fines de esa temporada jugó su último partido oficial en River en una caída ante Boca 0-3. Recibió el pase en su poder y decidió probar suerte en Huracán y en Gimnasia de La Plata, pero apenas corría la rodilla se le hinchaba como una pelota. Logró jugar 5 partidos contando ambas camisetas.
Pero su ligazón con la historia de River no recide solo en aquel gol en Villa Crespo. Tras su retiro, decidió estudiar la carrera de Contador Público Nacional. Se recibió en 1942 y enseguida consiguió un puesto en River Plate, lugar del que nunca se había alejado afectivamente. Hasta su jubilación en 1985, Don Locaso fue contador, Jefe de contadores, asesor financiero y contable y fuente de consulta permantente de presidentes como Liberti, Pardo, Kent, Aragón Cabrera y Santilli. Falleció a los 86 años, el 4 de abril de 1994.
Es imposible saber cuando, como, donde y quién convertirá (si es que ocurre alguna vez) el último gol de la vida de River Plate. Se supone que falta mucho para que esa persona nazca. Si es mucho mas fácil seguir los rastros de la persona que abrió el camino. Se llama Vicente Locaso. La historia lo guarda como un ilustre anónimo.

1 comentario:

Enrique dijo...

Gran posteo! es muy bueno conocer estas historias y estas personas.

Yo creo que nunca va a nacer el tipo que haga el último gol de River Plate, pasa que Aguilar...