miércoles, 27 de enero de 2010

EL TIGRE TUCUMANO

Monteros es el lugar. Uno como cualquier otro. Uno inigualable e irrepetible. 50 kilómetros al Norte, San Miguel de Tucumán, populosa, apiñada, empobrecida, atiborrada de historias y carencias. Pero Monteros es otra cosa. Sur del Jardín de la República. A la vista de quien quiera, como un lomo de buey imponente, el Cerro Ñuñorco, origen y nombre de casi todo lo importante en este pueblo del interior profundo, pringado de humildades eternas e ilusiones postergadas.
Monteros es el lugar. Zafra y caña de azúcar. Veintipicomil personas que viven al compás de la zamba, lejos de los macro shoppings, amigos del saludo amable y la santa inocencia que solo la gente de pueblo puede tener. De Monteros era Segundo David Peralta, el famoso mate cosido, bandolero argentino robinhoodesco. De Monteros, dicen, era Julio Argentino Roca, rector de corte marcial de la vida Argentina, durante buena parte de la historia. De allí es Social Monteros, orgullo de la provincial, alguna vez campeón de la Liga Nacional de Voley. Y finalmente, de Monteros, también es Atlético Ñuñorco. El club de fútbol del lugar. Motivo de exaltación en las tardes domingueras en las que no muchas cosas pasan.
Ahora. ¿Nos interesaría Ñuñorco si no tuviera una directa vinculación con River Plate?. Probablemente no. Es innegable que cuando uno se entera que hay en los torneos Nacionales un equipo que se viste como River, que tiene un escudo como River, y que tiene una historia que es el reflejo de la pasión riverplatense, inevitablemente el prisma con el que se lo observe será radicalmente distinto.
El Club Atlético Ñuñorco nació el 22 de junio de 1941. Lo alumbraron, reunidos en una sala de cine, un grupo de muchachos que jugaban al fútbol representando al Ingenio Ñuñorco, alma laboral del pueblo. Debutaron perdiendo 1-7 por la Liga Tucumana. En sus primeros años usaban una casaca blanca con puños negros, hasta que una iniciativa dirigencial decidió modificar para siempre sus colores. Dicen que las deliberaciones fueron arduas e inconducentes. Había entre los noveles dirigentes simpatizantes de River y Boca que proponían los colores de la insignia de sus amores para engalanar a Ñuñorco. La decisión salomónica arribada optó por que decidiera el azar. El ganador del superclásico inmediato aportaría los colores y el diseño de la vestimenta. No hace falta preguntar quien fue el vencedor.
A Ñuñorco sus hinchas lo llaman el Tigre Tucumano. Tiene un estadio que es orgullo de la localidad, con tribunas en los 4 laterales y una capacidad para 15.500 personas. La mitad de Monteros entra allí. Ganó 16 veces la Liga Tucumana del Sur. Recibió la visita amistosa de River, Boca, San Lorenzo, Lanús, Central, Ferro, Cerro Porteño de Paraguay, U. Católica de Chile y Mariscal Santa Cruz de Bolivia, entre otros. Conoció sus días de gloria en los años 90 cuando animó por varias temporadas el Torneo Argentino A. Su nombre (Junto a Ben Hur, Alianza San Juan, Huracán San Rafael, Estudiantes Río IV, 13 de Junio de Pirané, Juventud Antoniana, CAI de Comodoro, Cipolletti, etc,etc), se hizo sinónimo de ese titánico certamen de exigua y jugosa recompensa: Una plaza en la B Nacional.
Hoy, el River tucumano es –junto a Deportivo La Florida de San Miguel- una tercera opción ineludible, si se busca un referente del fútbol tucumano que no sea Atlético o San Martín. Por estos días, Ñuñorco anda con el perfil mas bajo que de costumbre, pero dispuesto a afrontar el arduo camino del Torneo del Interior, buscando la quimera de llegar alguna vez a los grandes círculos del balompié nacional.

5 comentarios:

Marcelo desde Mendoza dijo...

y buena nota Adrian y la verdad que desconocía el parentesco de River con ese club y eso que viví 2 años en San Miguel . Sólo te corrijo en el tema de los equipos más populares en el futbol luego de SMT y de ATT , le sigue el Atlético Concepción de la Banda del Rio Salí , ciudad pegadita a San Miguel ..justamente cruzando el Río Salí , y otro popular es el Concepción FC , de la ciudad de Concepción al sur de San Miguel .

dalmassito dijo...

Hola Marce.

Gracias por el aporte.

No es que desconocía la importancia de Concepción, equipo que jugó en los viejos Nacionales y en alguna Liguilla de los ochenta. Pero por estos días tal vez, La Florida o Ñuñorco, tienen un poco mas de "trascendencia nacional".

Che que vida itinerante la tuya. La Capi, Tucumán, Mendoza. cuantas más?.

Abrazo

A River lo quiero - Los Sobrios del Hormigón dijo...

Muy buen posteo, encima me es de mucha utilidad ya que tengo pensado un posteo con las historias de equipos con al banda sangre que nos cruza el alma.

Un abrazo, Enrique

Manu dijo...

Siempre sigo a travez de los resultados a todos aquellos equipos que tienen no solo nuestra camiseta (Rayo vallecano, Deportivo Municipal de peru, guarani antonio franco de misiones y apartir de ahora al tigre tucumano) sino tambien a los que tienen algun otro vinculo como el torino de italia Y river plate de uruguay, pero de todos ellos del que realmente me siento un poco hincha es del rayito

charro dijo...

Una vez viajando por el sur tucumano me encontré con la sorpresa de ver un partido de Ñuñorco. Fue gracioso encontrarme con un partido con los colores de River y como ese partido menguó mi abstinencia de fútbol millonario porque estábamos en medio de un receso.

Es cierto que a partir de la identificación de la camiseta pasamos a interesarnos por otros equipos. Es muy loco el amor por River Plate.