domingo, 18 de octubre de 2009

CON HAMBRE NO SE PUEDE PENSAR

Huracán 0 - 0 River Plate
Torneo Apertura 2009 - 9ª fecha.
Palacio Tomás A. Ducó - 18/10/09.


HURACÁN: Monzón; Jeréz, Goltz, Domínguez y Rodríguez; Nieto, Bolatti, A. Sánchez y Toranzo; R. Díaz y Ortíz. Posteriormente Trecarichi, Orlando y Malbernat. DT: Ángel Cappa.
RIVER PLATE: Vega (8); Ferrari (5), N. Sánchez (4), Almeyda (6) y Villagra (4); Barrado (4), Domingo (5), Abelairas (4) y Gallardo (6); Ortega (4) y Buonanotte (5). Luego Galmarini (4), Díaz (5) y Bou. DT: Leonardo Astrada.
GOLES: No hubo.
ARBITRO: Juan Pablo Pompei (bien)
RESULTADO MORAL: Huracán 2 - River Plate 2.

En el mundo River todos tenemos hambre. Hambre de victorias, hambre de juego, hambre de gloria -obvio que otros tienen hambre de guita y son ellos los mejores comensales de nuestro restaurant. Pero hoy nuestro hambre no es de ambición sino de pobreza. Mendigamos puntos como pan duro, miramos la vidriera inalcanzable de los pasteles deliciosos, añorando años de vacas gordas y panzas llenas. Hay hinchas que nos soñamos degustando las exquisiteces de los viejos y venerados gourmets que ya no están. Asistimos a los banquetes con gula desenfrenada, pero hoy la olla está vacía y el plato principal nunca sacia. Tenemos hambre y -como dijo No te va a gustar- con hambre no se puede pensar.
Saquemos de la cabeza por un rato el enjambre de amarguras y broncas que nos circundan. Podremos considerar pues que el empate ante Huracán dejó -por fin- algunos ítems futbolísticos analizables, sobre los cuales volver a soñar con un leve repunte que nos permita ascender de la ruina a la pobreza.
Con salvadas milagrosas y una solvencia que otorga cierta calma y confianza, Vega no debería dejar mas de ser titular. Pelado Almeyda, debutando en el puesto y jugando con el oficio de su categoría internacional, es más zaguero que Cabral, Nico Sánchez y Coronel en yunta. Gallardo, Ortega y Buonanotte, con actuaciones dispares, expusieron en cancha un entendimiento que permitió ver tras varios meses, jugadas combinadas que superaron los tres pases seguidos.
Con sus ranchos largamente cascoteados, Vega y Monzón sostuvieron un 0-0 macanero y justificado. Atormentados por la disyuntiva de como mantener el cero en la valla propia y como quebrarlo en el área contraria, la gente de River se fue de Patricios cantando eso de que "el domingo cueste lo que cueste". Nos aferraremos a la certeza de que la dinámica del fútbol se lleva de los pelos con la lógica. Aterra saber que es este nuestro mejor argumento para soñar con una victoria ante Boca, que de lograrse -desde ya- será inolvidable.

3 comentarios:

Negro Enrique dijo...

Me enteré en la cancha que atajaba Vega y me puso contento, me pareció muy injusto su reemplazo por Navarro. Como ponés vos ayer demostró que debería ser la 1ra opción para el arco.

Joaquin dijo...

Hola qué tal? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes. Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros.
Saludos -comunicate-

Agrupacion Tradicional River Plate dijo...

Como nos gustó mucho el comentario y como descontabamos tu aprobación nos tomamos el atrevimiento de reproducirlo en nuestra página pricipal citándote a vos y al blog

Un abrazo riverplatense