jueves, 15 de abril de 2010

MAS QUE SUERTE


Tiene cultura, tiene inteligencia, tiene calle, tiene potrero, tiene personalidad, tiene una linea de vida y por ella va derechito y sin explicar porque. Describir entonces porque en el Mundo River, la llegada de Ángel Cappa no cayó del todo redonda, forma parte de una larga lista de prejuicios, desconfianzas y preferencias que hemos sabido (justificadamente o no) cultivar en este tiempo.
Ángel Cappa posee un discurso, River Plate posee un discurso. Ambos se parecen mucho y, si los opuestos se atraen, porqué los parecidos no podrían hacerlo. El problema de estos días es que el River que sale a la cancha no es el del discurso de la historia. A recuperar esto viene Cappa, y a ganarse una tribuna que lo mirará inquisidora, Se le exigirán puntos e identidad, y no existe aparentemente ni la mas mínima intención de regalarle un afecto que no merezca.
Hasta el surgimiento del Huracán del "Tiki Tiki", la carrera de este bahiense de 63 años no tenía mayores antecedentes que el de su colaboración en los proyectos de Jorge Valdano en Tenerife y Real Madrid de España y un constante deambular por el mundo predicando siempre la misma idea de respeto por el juego, los jugadores y la historia. En la Quema, Cappa logró algo que nunca había podido: Llevar a la práctica sus teorías irreprochables. Su Huracán fue una tormenta de verano, pero... ¡Que tormenta!. En pocos meses de trabajo, convirtió a un equipo discreto (salvo Bolatti, Defederico y Pastore) en los responsables de hacer creer que el fútbol espectáculo de ganar, golear y gustar, todavía era posible. No fueron campeones -basicamente- por un lamentable arbitraje final de Gabriel Brazenas. El Globo del Clausura 2009 fue una revolución. Si en River logra eso, su ciclo podrá considerarse exitoso.
Cappa siempre fue muy hábil para ubicar las palabras en un contexto de ilusión e idealismo. Sentado ante la prensa, tiró varias frases con las que es imposible no identificarse. Dijo: "Estar en River es un anhelo escondido, es una responsabilidad emocionante. River no solo es grande porque ganó mucho, sino por un estilo que hizo escuela a nivel sudamericano y mundial. Estilo que comparto y al que le seré fiel".
Que así sea.

3 comentarios:

Marcelo desde Mendoza dijo...

Obviamente que todos le vamos a desear suerte a ANGEL CAPPA porque si el es exitoso lo será tambien River . El Tiki - Tiki me hace acordar al Jogo Bonito de Didí del 70 y me genera temor que no lo acompañen los resultados .
Porque para ser sinceros con estos jugadores no se puede hacer milagros .
Quizás el regreso del enano le permita tener el gol que hoy no tenemos . SUERTE

Manu dijo...

Estamos en un buque que tambalea y no nos queda otra que depositar nuestra confianza en quien recibio el mando de la nave, Opino como muchos que cappa es para River, pero en otro momento, ojala en 6 meses venga a escribir derrochando felicidad y recordando como lo mirabamos de refilon cuando llego

Enrique dijo...

Cappa defiende la línea histórica riverplatense pero salvo algún caso excepcional no tenemos ni un jugador de nuetra extirpe, ese es el problema y el tiempo que le juega en contra.

Marcelo dice que le recuerda a Didí, al que no lo acompañaron los resultados pero afianzó al Beto, a Jota Jota, Morete, Mostaza que resultaron fundamentales durante casi 10 años.
El problema actual es que se perdió tanto tiempo que no se puede esperar a los juveniles (encima se los está incinerando) y si no aparecen los resultados las urgencias y las presiones serán inmanejables.

De todas maneras esto hubiese sucedido con cualquier otro técnico, si Cappa propone buen juego tendremos más chances para safar de esto.