viernes, 13 de marzo de 2009

DAMIÁN ÁLVAREZ


Inconscientemente, la carrera de Damián Álvarez en River Plate siempre transcurrió a la sombra de luz que irradiaba Javier Saviola. Debutaron la misma tarde en San Salvador de Jujuy. Los puso Ramón Díaz porque le habían hablado hasta el hartazgo de dos petisitos que la rompían en las inferiores. Y la rompían de verdad. Pero Saviola nació con la estrella de su lado, y Álvarez, opacado por este, nunca peleó demasiado para probar las condiciones que insinuaba.
Dos cosas ocurrieron con Álvarez para no trascienda demasiado con la banda roja. Nunca tuvo ángel, y nunca se supo en que puesto jugaba realmente. No era delantero, no era enganche, no era volante por izquierda. Por eso nunca pudo afirmarse como titular, a pesar que se le recuerden algunos buenos partidos, sobre todo en la etapa del Tolo Gallego como entrenador.
A finales de 2001 fue traspasado a Reggina de Italia, pero su experiencia en el Calcio se redujo a solo 5 partidos antes de su vuelta. Cuando retornó a Núñez, en entrenador era Pellegrini, quién no lo tuvo muy en cuenta al disponer en el plantel de jugadores de la talla de Lucho González, D’allesandro, o Víctor Zapata para su puesto.
En 2003 comenzó el mejor tramo de su carrera futbolística. Monarcas de Morelia compró su pase y allí, en tierras aztecas, Álvarez encontró por fin el ambiente justo, para desarrollar su juego punzante y veloz, sin demasiadas presiones que lo agobien y sin mucha competencia para su titularidad. En Morelia jugó casi 118 partidos con 23 goles. En 2006 lo incorporó Pachuca de la ciudad de Hidalgo. Y allí llegaron los títulos. La Sudamericana, La Superliga, La Copa de oro Concacaf, el Clausura 2007. Compadre de Cristian Giménez, es un nombre fijo de cada domingo en el equipo "tuzo". Hasta ahora lleva 15 goles en 78 partidos.
Todavía resuenan en los micrófonos de TyC Sports aquellos gritos desaforados del Tolo Gallego pidiéndole a “Aaaalvareeeez” para que retorne a marcar al Negro Ibarra. Fue su momento de fama. Muchos en México lo llaman la chilindrina. Hoy concreta bastante mas a menudo, todo aquello que insinuaba en sus partidos iniciales con la banda roja.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

....considero que Álvarez es un gran jugador...talvez no le salieron las cosa en river...no pudo desarrollar toda su capacidad futbolistica que tiene pero...eso ni implica que no sea grande...he tenido la oportunidad de verlo jugar y es una maravilla en el campo....pelea cada balón es...grande...para mi el mejor....a crecido mucho como futbolista...y es una gran honor tenerlo aqui en México y poderlo ver cada fin es maravilloso....tiene un gran ángel........=)

Anónimo dijo...

Feliz Cumpleaños!!! Damián Àlvarez mi mejor jugador del mundo, gracias por regalarme tantas alegrías.