lunes, 9 de marzo de 2009

CORAZÓN Y PASES CORTOS

River Plate 3 - 1 Arsenal
Torneo Clausura 2009 - 5ª fecha.
Estadio Monumental - 08/03/09


RIVER PLATE: Barbosa (7); Ferrari (5), Cabral (5), Sánchez (4) y Villagra (6); Fernández (7), Ahumada (6), Abelairas (5) y Buonanotte (4); Fabbiani (7) y García (8). Luego Gerlo (6), Gallardo (9) y Archubi. DT: Néstor Gorosito.
ARSENAL: Campestrini; Sena, Mosquera, Matellán y Díaz; Carrera, Casteglione, Pellerano y Yacuzzi; Leguizamón y Matos. Luego Sava, Marcone y Jara. DT: Daniel Garnero.
GOLES: Luciano Leguizamón (ARS) -penal- 45 pt. Radamel Falcao García (RP) 2 st. Marcelo Gallardo (RP) 21 st. Marcelo Gallardo (RP) 32 st.
ARBITRO: Saúl Laverni (regular).
ROJAS: Nicolás Sánchez y Rodrigo Archubi (RP). Sergio Sena y Anibal Matellán (ARS).
RESULTADO MORAL: River Plate 3 - Arsenal 1.

Llora Gallardo. Porque llorar también es de hombres. Llora y tiene razón. Ha vuelto a casa. Y como regalo ha traído a su gente dos goles con su sello. Llora porque es necesario desagotar la emoción de un hombre, que también fue adolescente y niño con la camiseta banda sangre en su pecho. Lo abriga y lo escuda una ovación que le es familiar, pero no por eso menos gratificante.
Llora Gerlo. Porque a los rudos también se les permite emocionarse. Llora y también tiene sus razones. Ha derrochado en el césped hasta la última gota de su hombría y su vergüenza. Llora porque le duele todo y porque es necesario vengar la rabia de su orgullo. Jugó 25 minutos desgarrado. Comprometió su carrera por no dejar en banda al equipo. Solo eso merece la ovación que cayó desde los cuatro costados para nuestro noble y burdo -a veces torpe- zaguero. Se la merecía.
Postales finales de una tarde de domingo más. Aunque una tarde que finaliza con lágrimas no puede quedar en la ordinariez. Dijeron por ahí que 11 Pernías le hubieran ganado a 11 Maradonas. Incomprobable e inconducente. Con Pernías y Maradonas se erigen los grandes equipos. River necesita urgente Gallardos y Gerlos. Para ganar jugando y para dejar jirones de su físico con tal de defender nuestra causa. Tipos que se comprometan tanto, que hasta una simple victoria les pueda arrancar un par de lágrimas.
River no juega partidos normales. Todos transitan por un costado de incertidumbre que le hace mal a la salud de uno. Un misterio que va de la mano de como amanecen los 11 que se calzan la camiseta millonaria para saltar al campo. Ayer, el calificativo de la actuación de River no puede bajar de bueno. Por como se ganó. Tratando de jugar siempre la nuestra, ante esa piedrita en el zapato que siempre es Arsenal. Por la desventaja numérica. Por las altas producciones individuales (Falcao, Gallardo, Augusto, Barbosa, Fabbiani). Por la entrega. Y por los golazos del muñeco, dignas perlas a la altura de su categoría.
Rudy Tomjanovich, ex entrenador de Houston Rockets, dos veces campeón de la NBA, dijo: "nunca subestimen el corazón de un campeón". Sinceramente no sabemos si a este equipo le queda algo de la mística de los campeones millonarios. Pero, por lo visto ante Arsenal, el corazón sigue latiendo.

4 comentarios:

Soy de River dijo...

Es bueno que River vuelva a la victoria y más de esta manera.
A seguir así, que lo que pasó con San Lorenzo sea solo un caída.
Abrazo millonario

RaMonStones dijo...

gran victoria ,colega!!

a seguir así,con esa actitud las victorias segiran llegando!!

muy bien Falcao!!

y nosotros nos estamos reponiendo de la caida en Bilbao,en picado je,pero esto es así...

un abrazo grande!!

http://millonarios.wordpress.com dijo...

Incrieble. Hace mucho que River no ganaba un partido asi, complicado, peleado. Ojala les devuelva el alma.

Saludos

Negro Enrique dijo...

Gallardo en dos jugadas demostró lo que es tener categoría, hacía mucho que no se ganaba así...