miércoles, 29 de octubre de 2008

CESAR LUIS MENOTTI


El paladar futbolero, y la prédica -casi religiosa- de sus convicciones, que Menotti diseminó por el mundo, siempre tuvieron un parentesco muy cercano con lo que puede entenderse como el estilo futbolístico de River Plate. A mediados de 1988, ambas partes se juntaron y prometieron armar el fútbol espectáculo. Como sabemos, las promesas solamente quedaron en eso.
Cesar Luis Menotti llegó a River en Julio de 1988. Lo trajo Hugo Santilli para reemplazar a Griguol, en un cambio radical de personalidad conductiva. También significó el último golpe de timón del ex presidente para mantenerse en su cargo, cuando ya las voces críticas abundaban. Menotti no iba a llegar a River para poner pibes de las inferiores. Exigió figuras, y así fue que llegaron Passarella, Batista, Borghi, Rinaldi, Balbo, Reynoso, Comizzo, Zamora, Basualdo, Carlos Enrique, Bevilacqua, Melgar, Serrizuela, Higuaín. Casi una Selección Nacional.
El superplantel fue presentado en una serie de amistosos ante Verona de Italia en Buenos Aires, que además formaban parte de la clausula de los contratos de Claudio Caniggia y Pedro Troglio, transferidos a ese equipo.
La supremacía de caciques sobre indios hizo que el River de Menotti nunca pueda conformarse como equipo. Todo arrancó mal barajado con dos derrotas en las primera fechas ante Platense y Boca. La primera rueda fue sumamente irregular. Una noche ante Mandiyú, perdía 1-4 al término del primer tiempo y se avecinada su renuncia. River lo empató 4-4 y salvó su cabeza.
Ese fue el torneo de las definiciones por penales en los partidos empatados. Mejoró el perfil en la segunda rueda pero ya estaba muy lejos de pelear algo serio. La estadía del flaco en Núñez dejó un enorme sabor a poco, sobre todo por no poder plasmar en el juego, aquel respeto inalterable hacia el espectáculo que siempre ha manifestado.
River Plate quedó cuarto en la temporada 1988/89, lejos del campeón Independiente. Enseguida fue eliminado por Argentinos Juniors en la Liguilla Pre Libertadores. Y Menotti ya no tenía mas nada que hacer. Su último partido fue en Chaco, ante Chaco For Ever por la rueda de perdedores.
Vaya paradoja, Menotti renunció a River, luego de un partido que el millonario ganó 5-1.

No hay comentarios: