miércoles, 3 de septiembre de 2008

FUERZA, RENE


Quienes asistieron al partido entre River Plate y Tigre del pasado Torneo Clausura seguramente se habrán sorprendido por la bandera que los jugadores portaban mientras entraban a la cancha y posaban para la foto. Sobre todo por la enigmática leyenda que traía: "Fuerza, René".
La bandera pasó de las manos de los jugadores al alambrado con los hinchas, y se transformó en una fiel compañía en la campaña triunfal. Su inscripción escondía una triste verdad, un rumor que se hizo secreto a voces, y que nunca fue confirmado.
René Lima, joven de 23 años, criado en River Plate desde los infantiles. jugador de la primera división del club en muchos partidos, fiel testimonio del fútbol de la cantera, estaba jugando a préstamo a principios de año en el Macabi Haifa de Israel. Allí, en esas tierras tan extrañas para un pibe tan humilde, fue cuando le dieron la peor noticia de su vida: "Tienes un tumor en un testículo".
Así de simple. Asi de frío.
Cuentan que las 16 horas del viaje de retorno a Buenos Aires, lugar que eligió para operarse, fueron las mas largas y angustiantes de su vida. La intervención fue hace unos tres meses, y fue un éxito. Al tumor lo extirparon y no interesó ningún otro órgano.
La sacó barata.
El domingo pasado ante Independiente, René Lima jugó unos minutos para Gimnasia de La Plata, su nuevo equipo a prestamo esta temporada. Fue una enorme, feliz, y sentida noticia para todo el mundo River.
Cultor del perfil bajo, René prefirió atravezar en silencio su calvario personal. El plantel millonario bancó con un compañerismo admirable, y la prensa se guardó para si, llamativa y loablemente, una noticia a la que le pudo haber sacado mucho jugo.
Hoy ese rumor y ese secreto a voces se han transformado en un gran y feliz noticia. Y así como en las películas, la historia de vida de René Lima tuvo un final feliz.

No hay comentarios: