martes, 26 de agosto de 2008

JUAN CARLOS MALAZZO

River Plate 1958/1959 - 0 goles - 0 títulos


Hay que hacer memoria para encontrar casos de padre e hijo, jugando con la camiseta de River Plate. Los hay. Ramón y Emiliano Díaz, Norberto y Norbertito Alonso, Los Joaquín Martínez, Ángel y Omar Labruna, y tal vez alguno más. El caso de Juan Carlos Malazzo, hijo de Esteban Malazzo no escapa al punto en común que tienen todos los casos mencionados: El de ser reconocidos como los hijos de. Nunca pudieron hacer un camino aparte del que trazaron sus padres y así evitar navegar en la intrascendencia.
Juan Carlos Malazzo surgió de las divisiones inferiores de River Plate. Llegó a la primera división en el año 1958. Justo cuando comenzaba a desmantelarse el gran equipo multicampeón de esa década. Una de sus primeras presentaciones con la casaca millonaria fue nada menos que ante Real Madrid en el Monumental, en ocasión de una gira por Buenos Aires del cuadro de Di Stéfano. Debutó oficialmente en la cancha de Huracán ante el globito en un empate 1-1. Esa tarde compartió mediocampo con Henry Magri y Juan Urriolabeitia. Era un volante de trajín, sacrificado y poco dúctil.

Era una etapa de transición. Fue titular durante gran parte de 1958 y arrancó como volante derecho en 1959, hasta que una catastrófica caída en la Bombonera ante Boca 5-1, lo relegó del equipo para siempre. Jugó en total 25 partidos en sus dos años como hombre de River Plate. No pudo repetir la trayetoria de su padre, Esteban Malazzo, una insignia de la institución en los últimos años del amateurismo y en los primeros del profesionalismo, superando los 100 partidos jugados.
A principios de la década del 60 pasó a Argentinos Juniors, donde tampoco pudo trascender su juego.

No hay comentarios: