lunes, 24 de enero de 2011

UN BLEDO

River Plate 0 - 2 Boca Juniors
Amistoso - Torneo de Verano 2011.
Estadio J.M. Minella (Mar del Plata) - 22/01/11.


RIVER PLATE: Carrizo; Ferrari, Maidana, Ferrero y Román; Ballón, Almeyda, Pereyra, Lanzini y Lamela; Pavone. Posteriormente Affranchino y Caruso. DT: Juan José López.
BOCA JUNIORS: García; Calvo, Caruzzo, Insaurralde y Rodríguez; Rivero, Somoza, Colazo y Chávez; Mouche y Palermo. Luego Medel, Viatri y Monzón. DT: Julio Cesar Falcioni.
GOLES: Nicolás Colazo (BJ) 10 pt. Martín Palermo (BJ) 32 pt.
ARBITRO: Pablo Lunati (mal)
MAN OF THE MATCH: Martín Palermo (Boca Juniors)
RESULTADO MORAL: River Plate 1 - Boca Juniors 2.

Primero lo importante. Es solo un partido de verano.
Y se expresa adelante de todo, porque si uno se deja llevar por lo que fue la narración del partido por TV, pareciera que hubiésemos estado ante el evento cúlmine de nuestras vidas. Un River - Boca de verano rara vez deja marcas. Importa un bledo. Es pura salsa. Un agite en falso. Es un anzuelo que se arroja para que algún perejil desprevenido pique indefenso. Venderán diarios y sumarán rating, si. Pero no se alarme amigo y no crea todo lo que oye, que esto -apenas- recién está empezando.
Claro que perder con ellos siempre deja bronca. Sobre todo porque son errores muy puntuales los que te dejan muy temprano sin chances de reacción. En el José María Minella, Palermo debió haber sido el hombre mas marcado de la noche, y sin embargo, a los 10 y a los 32 minutos del primer tiempo, apareció con 3 metros de aire dentro del área millonaria. En la primera maniobró como pudo y se las ingenió para darle el gol al pibe Colazo. En la segunda aprovechó otro descuido para imponer su especialidad y decretar con un cabezazo esplendido el 2-0 y a otra cosa. Falcioni será lo que será, pero a sus equipos siempre es difícil meterle goles. Punto final.
Perdimos bien, pero no jugamos mal. El interrogante que queda por dirimir es que libreto usará JJ para este semestre. Si optará por la receta pragmática que trajo los puntos aliviadores de la parte final del año pasado, o si buscará darle mas vuelo creativo a los pies de Lamela, Lanzini, Pereyra y Buonanotte. Lo que queda claro es que a este River dificilmente lo rescaten sus individualidades y será su conjunto (ese que asomó luego de la ida de Don Ángel) el que lo tendrá que empujar a superar otra vez la famosa barrera de los 30 puntos. Sin refuerzos de jerarquía y sin un plantel top, mas no se puede pedir.
Pero la realidad es que todavía hay muy poco para decir. Dejen que hablen los Closs y los Niembros que para eso los adornar. Dejen que Macri y el colombiano se pavoneen en la pantalla de campaña. Dejen que Lunati siga haciéndose el dolobu y no cobre dos penales claros. Dejen amigos. Tápense la nariz y miren para adelante. Por más que los disfracen de acontecimiento histórico, este clásico de verano -como todos los demás- tiene apenas el destino de anécdota.

7 comentarios:

GeorgeCLINTON dijo...

River no jugó mal, pero Lamela y Lanzini juntos, al menos por ahora, me parece que no va. Queda muy tibio el mediocampo en mi opinión. Para mi modo de ver, Lamela debería ser titular (se le nota que ya va queriendo pista y es mas firme para enfrentar marcas) y Lanzini aguardar sus oportunidades en el banco.

Otro punto es que Pavone no puede jugar tan solo arriba, en eso deberá laburar JJ y procurar un esquema que favorezca mas las oportunidades para el 9. Ajustar esas desatenciones defensivas que vos marcás, y tratar de que vuelva la dupla Almeyda-Acevedo.

Boca ya juega con la "marca Falcioni": no muestra demasiado, apuesta bastante a la pelota parada y juega mucho con el error del rival. Con eso le bastó. Pero no fue esa maravilla que pretende vender Niembro, ni tan marcada la superioridad, incluso el 2-0 fue un resultado exagerado.

Marcelo desde Mendoza dijo...

Al euqipo le faltaton 2 jugadores fundamentales Acevedo que le dá marca al medio y Buonanotte que genera en ofensiva por lo menos 3 o 4 oportunidades netas de gol por partido .
El problema es que los recambios no juegan al mismo nivel que ninguno de los titulares , Ballón juega distinto de Acevedo y Lanzini o Funes Mori juegan a otra cosa que el Enano . Ese es el gran problema de RIVER no tenemos recambios de jerarquía que no impacten en el funcionamiento del equipo y para eso deberían estar los refuerzos .

Nicolsal14 dijo...

Tiene la importancia de un superclásico y tambien de un partido de verano. La importancia del superclásico se puede decir que River jugó sin ganas. Porque en muchos momentos pareció abatido mas allá de que al final paració remontar y encontrar un par de oportunidades, porque elaborar no elaboró ninguna.
Y la importancia de un partido de verano se la podemos dar en que se probó mezclar a los chicos aún sin exito, se probó el fuego sagrado de Ballon, sin éxito. Y obviamente la falta de piernas y rodaje consecuente de la pretemporada.
River necesita un par de refuerzos. Volantes de elaboración. Jugadores por lo menos de recambio. Jose Sosa, Augusto Fernandez, Regueiro, David Ramirez, Formica, Roman Martinez son mis favoritos. Mas allá de que mi sueño sería D´alessandro.
Saludos

pelotín dijo...

De acuerdo sobre todo con que perdimos bien pero no jugamos mal. Las crónicas al día siguiente fueron ejemplo de lo que son los medios hoy: necesitan que alguien muera para que otro viva. Ni Boca fue tan sólido, ni River tan descafeinado. De hecho, García fue figura, con lo cual Boca no fue tan sólido y River le creó situaciones. La diferencia fue que nosotros no definimos y ellos sí. Fueron contundentes.

El problema central fue la defensa. También la indolencia de Ballón y que Lamela, aunque jugó bien, por momentos no llevó al equipo como diez, sino que se diluyó en otros lugares del campo.

También acuerdo con que Pavone necesita alguien por afuera. Este fue un problema de Lamela: un diez tiene que leer el partido, y estaba para ir por afuera, no por adentro, por donde Lamela insistió mucho rato, tal vez porque sólo podía asociarse con Lanzini. JJ demoró la entrada de Affranchino, que va por afuera.

Mi temor es el primer partido con Tigre. Es una cancha bien jodida y un equipo duro. Y tengo temor de que empezar titubeando nos acabe hundiendo.

Centrojas dijo...

los tres primeros partidos son fundamentalisimos

tigre
Huracan
independiente

firman sacar 7 de 9?

por que sacar 9 seria la puta polla

dalmassito dijo...

firmo 6. Centrojás. Y si me apurás 5 tambien. Media inglesa es la clave.

Creo que no le hicieron un favor a Lamela dándole la casaca de Ortega. Yo no creo que sea armador de juego. Lo veo mas como un media punta jugando suelto, o delantero retrasado, algo (y no comparo, obvio) como Enzo en el equipo de Ramón.

pelotín dijo...

Sí, yo firmo 6 puntitos, pero qué sean ganándole a Tigre, así metemos un equipo más abajo nuestro. Los de Huracán deberían ser cantados... y al Rojo lo tenemos de hijo. El más difícil e importante es el primero, sin duda.

Dalmassito, yo a Lamela justamento lo veo más diez clásico, porque no transporta (y eso que es joven, que es cuando se acentúa este defecto) la pelota tanto incluso como D'Alessandro o Aimar. Lo veo más tipo Gallardo, pensando la jugada y haciendo jugar a los demás. Lanzini sí la lleva más. Lamela es más sobrio, menos firuletero (en el mal sentido). Ojalá se den las condiciones para que crezca y muestre todo lo que puede dar. Lo veo con carácter, además. Es flaquito, pero no blandito, creo. Sería una gran pena que lo vendieran en junio. Espero que DAP no cometa ese error. Tienen que vender un par de jugadores buenos por año, nada más. Los demás (Arano, Ballón, Rojas, Bordagaray, etc.), los pueden regalar con moñito.