domingo, 6 de mayo de 2012

UN POCO DE GOL FRANCES

River Plate  1 - 0  Gimnasia y Esgrima (Jujuy)
B Nacional 11/12 - 32ª fecha.
Estadio Monumental - 05/05/12.
.

RIVER PLATE: Vega (5); Vella (4), Maidana (6), Ramiro Funes Mori (6) y J.M. Díaz (6); Sánchez (3), Ponzio (6), Cirigliano (8) y González (5); Cavenaghi (5) y Trezeguet (8). Posteriormente Ocampos (7), Domínguez (7) y Rogelio Funes Mori. DT: Matías Almeyda.
GIMNASIA JUJUY: Cavalotti; López, Paez, Sebastián Díaz y Sanabria; Chitzoff, Ramasco, Rodríguez y Ferreyra; Magno y Delorte. Luego Arraya, Soto y Luna. DT: Mario Gómez.
GOLES: David Trezeguet (RP) 22 st.
ARBITRO: Diego Ceballos -bien-.
MAN OF THE MATCH: David Trezeguet (River Plate)
RESULTADO MORAL: River Plate 2 - Gimnasia (Jujuy) 0.

Que desahogo!!!.
La boca grande, completa de gol, la vena inflamada, la sangre hirviente, la carrera por la linea, el índice al cielo girando para que lo vea todo el estadio. El corazón del goleador que se expande hacia el amor de un hincha ahora liberado. La noche se hacía nervio y contractura a eso de los 22 del complemento. Habíamos pasado por las mil formas de la impotencia cuando de pronto el dique que contiene tanta pasión por fin cede y el torrente se desboca. El Chori driblea por derecha, centra perfecto haciendo que el esférico se aleje con cada metro recorrido de la salida atolondrada del arquero. Trezeguet va arriba con la imponencia de la mismísima Torre Eiffel, le gana a Chitzoff y a toda la mala onda y marca un gol que se celebra con desesperación. Es goleador no solo quién anota muchos goles, sino el que los hace en los momentos importantes. David sabe de prólogo a epílogo el manual del nueve, su tanto a Jujuy vale su peso en oro, tanto como la decisión iluminada del que pensó en su nombre como refuerzo de mitad de temporada.
Que tortura!!!.
River juega frente al Lobo jujeño, frente a River, frente al fierro en las piernas, frente a su gente murmurante, frente al morbo de medio país haciéndole fuerza en contra, frente a una prensa maliciosa. Hay un dominio sostenido y a voluntad pensando en que el gol en algún momento llegará. Pero no llega. Gimnasia tiene pocos y muy pobres argumentos para salir indemne pero agiganta su aguante conforme los minutos corren y el cero (por obra de su arquero y de la suerte) sigue zafando. Almeyda mueve fichas y acierta un pleno. Dominguez jugando donde tiene que jugar y Ocampos filoso abriendo brechas por derecha son demasiado para tanta humildad adversaria. La noche explota en la cabeza de Trezeguet, para dormir y morir luego bajo la suela de Ezequiel Cirigliano, el valiente bastonero del mediocampo millonario, como justa metáfora de una nueva consagratoria labor.
Que ilusión!!!. Que Incertidumbre!!!.
Falta tanto... pero falta tan poco. Quedan 3 partidos adentro que habría que asegurar, y 3 visitas al interior donde 6 o 7 puntos son tan importantes como no perder en Rosario, el verdadero cuello de botella de todo este entuerto. Pero pensar mucho es un lujo que River no puede otorgarse. Más allá de algún hipotético repunte o recaída de Instituto y Central, en la cancha la historia es clara: Si está tranquilo y lúcido, River puede -y debe- ascender. Afuera, donde todo se cocina a fuego fuerte, es clave evitar caer en los arrebatos de la tensión y en los pecados de la impaciencia. Un apoyo irrestricto como hasta ahora, épica ejemplar de una grandeza incomparable, allana el camino y aliviana la carga.

4 comentarios:

pelotín dijo...

Un paso más. Nada ha cambiado, para bien y para mal. No me gustó el volantazo de Almeyda cambiando antes del partido el esquema. Pero reconozco que pudo servir para ponerle las pilas al Chori y como advertencia para el resto. Quizá el buen desempeño del Chori cuando entró sea consecuencia de la decisión del Pelado.
Creo que ahora le toca a Sánchez, que está muy bajo hace rato.
De todos modos, rescato la paciencia con que se jugó. No se cayó en el atolondramiento, aunque se tiraron muchos centros (y uno al final sirvió).
No me gustó que Almeyda mandara revolear la pelota desde atrás en los últimos minutos. Eso hizo perder la posesión y volver caóto el trámite, condiciones únicas que podían favorecer al rival. No es el modo de resolver el error contra Aldosivi: lo que hay que hacer es tener más paciencia y atención, más solidaridad para pedirla y jugar más juntos, cosa que nunca logró este equipo y es la raíz de muchos de sus males.
El próximo partido es muy chivo. Atl. Tucumán jugó muy bien en el Monumental.
Quizá si se cae Instituto, el partido con Central no se vuelva tan decisivo.
A seguir sufriendo. Fuerza para todos, que nos va a hacer falta.

sergio dijo...

Estuve preocupado toda la semana, pero a eso de 1 de la tarde del sábado, me entero que empato Instituto...animo re templado, canté toda la tarde"Para ser campeon,hoy hay que ganar,".
Despues,el sufrimiento,las puteadas al satanás Paez (¡¡¡que burro por Dios,encarenló!!!!!)
Salta Trezeguet,goooooooollll,listo falta poco...
Un abrazo!!!!!!

sergio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcelo desde Mendoza dijo...

De los 3 afuera uno lo vamos a jugar en cancha de Colón y no en una cancha chica como la de Patronato , de todas formas son 6 finales y la más fácil con Brown quizás no lo sea después del empate frente a Instituto , que todavía tiene que jugar con Quilmes . Me preocupan las dudas del Pelado con el 3-4-1-2 o con el 4-4-2 ya que Vella o Abecasis no aportaron demasiado en este último tiempo . De última hacelo jugar al pelado Aguirre y a Sanchez de Lateral .