domingo, 13 de febrero de 2011

FALTÓ POCO, FALTA BASTANTE.

Tigre 0 - 0 River Plate
Torneo Clausura 2011 - 1ª fecha.
Monumental de Victoria - 13/01/11.


TIGRE: Islas; Galmarini, Echeverría, Blengio y Pernía; González, Castaño, Martínez, Morales y Botta; Stracqualursi. Posteriormente Altobelli y Tellechea. DT: Rodolfo Arruabarrena.
RIVER PLATE: Chichizola (6); Ferrero (6), Maidana (6) y Román (5); Ferrari (6), Acevedo (5), Almeyda (6), J.M. Díaz (6), Lanzini (5) y Lamela (4); Pavone (7). Luego Caruso y Bordagaray. DT: Juan José López.
GOLES: No hubo
ARBITRO: Sergio Pezzotta -bien-
MAN OF THE MATCH: Mariano Pavone (River Plate)
RESULTADO MORAL: Tigre 0 - River Plate 0.

Ay. Es que faltó tan poco. Centímetros tal vez. La distancia mínima que separó el balón del palo derecho de Islas luego del remate cruzado de Ferrari en ese mano a mano. O milímetros quizá. La diferencia que hubo entre el esférico y el intento de desvío de taco de Leandro Caruso debajo del arco luego de un buscapié de Pavone, también en el complemento. Quién sabe si hubiera sido justo. Si estamos seguros que era absolutamente necesario.
Ay. Es que nos falta tanto. En medio del fragor y los nervios uno se toma el trabajo de mirar fríamente el juego de River Plate y la reflexión inmediata es: Donde hemos caído!. 7 jugadores de corte defensivo, la preponderancia por el combate y la especulación, un delantero solo aislado en Siberia, la pérdida de la identidad cada vez mas acentuada. Miro la tabla -la otra tabla- y la siguiente reflexión viene en forma de interrogante: ¿y como estamos, se puede jugar de otra forma?.
Es erróneo decir que River hizo un mal partido en Victoria. Todo lo contrario. Cancha brava, rival jugado, amenaza constante. JJ y Arruabarrena planearon un tablero de ajedrez lleno de peones en el centro del campo. Jugar se hizo virtualmente imposible, haciendo incierto el trámite y el resultado. Apagado Lamela y discontinuo Lanzini, River apostó por las correctas escaladas de Ferrari y JM Díaz, y por el arrojo de Pavone. Llegó bastante mas de lo esperado, y si hubiese ajustado el toque final, la sonrisa hubiera sido grande.
Correcto Chichizola (dos atajadas imponentes ante Pernía y Telechea, y una canchereada innecesaria que casi cuesta un gol). Sobrios los de atrás y los volantes centrales. Hubo mucha actitud y concentración. A esta altura queda claro que el déficit millonario no pasa por la entrega y la lucha. Pasa por un alarmantemente bajo volumen futbolístico, y por un temor -intrínseco e ingobernable- de jugar con la guillotina del promedio cerca del cuello. Como siempre se dice, los puntos de visitante rinden solo si se ganan los 3 de local. Huracán (compañero de desventuras en esta historia) será un buen motivo para levantar la puntería y la autoestima.

3 comentarios:

Centrojas dijo...

los priemros 15 minutos me hicieron recordar a los priemros minutos del partido contra Boca en mendoza.
me parece que la idea de juego de jj pasa por ahi, hay que ver si fisicamente el equipo esta preparado para llevar ese ritmo en al menos 70 minutos de juego.
Para mi lanzini no debia salir.
sigo pidiendo una oportunidad para el keko villalba, es el unico delantero que tenemos para jugar por lso costados y que se junte con los otros pibes.

Nuestra realidad es esta, hay que acostumbrase a eso

Enrique dijo...

Centrojas, creo que el Keko sigue en recuperación pero estoy con vos, me gustaría verlo tirado sobre la banda encarando hasta el fondo.

Es lo que hay, pelear y exprimir las pocas jugadas de gol al máximo. Ganar de local será fundamental, tenemos 10 partidos en el Monumental y si sacamos cerca de 24 puntos en esa condición los puntos de visitante valdrán oro.

javier dijo...

Me esperaba un partido más jodido, pero en parte no lo fue por la actitud de River. Jugamos con decisión. Quizá a algo que no nos gusta mucho, pero que creo que es lo que podemos hacer hoy, y sobre todo en este partido de ayer. Ya se verá contra Huracán, y ya se verá cuando estemos más despejados (si lo estamos).

Rescato que siempre intentamos jugar, tener la bola y abrir la cancha. El problema es que los de arriba están muy aislados. Quizá de local habría que poner por las bandas a los chicos Pereyra y Affranchino, más ofensivos.

Pero creo que me quedo más tranquilo con este partido que incluso con la victoria en la primera fecha del Apertura.
Lo primero es tener carácter y saber a qué se juega. Después se verá si se puede hacer mejor. Pero creo que desde que está JJ el realismo nos guía, lo cual no está mal.

19 fechas jugando más o menos no manchan una historia. El descenso o la promoción, sí.Liberémos de esta situación y después vemos.