jueves, 14 de octubre de 2010

FERNANDO BELLUSCHI


Es curioso pensar que uno de los buenos refuerzos de River en todo este último tiempo, siempre tuvo marcado antes de su arribo a Núñez, un destino futuro con la camiseta de Boca. Curioso es también, que los mejores recuerdos que se tengan de su paso por la banda, hayan sido algunas actuaciones ante el xeneize en el superclásico.
Fernando Belluschi a secas, nació el 10 de septiembre de 1983 en un pueblito de 3000 habitantes llamado Los Quirquinchos, a poco mas de 100 kilómetros de Rosario, Santa Fe. Como le ocurre a buena parte de los chicos de esa zona que juegan bien al fútbol, fue absorbido rápidamente por las divisiones inferiores de Newell’s Old Boys, equipo con el que debutó en primera y con el que ganó el Campeonato Apertura 2004, con Gallego como DT y Ortega de compañero. Macri le había comprado a Eduardo López la mitad de los derechos de venta del volante y de Ezequiel Garay, pero a principios del Apertura 2006, José María Aguilar se apareció por Rosario con 5 millones de dólares y Belluschi se puso la banda roja.
Debutó la noche del 6 de agosto en un 2-0 ante Lanús en el sur. Bueno jugador tirando a muy bueno. Siempre fue una tarea complicada definir su estilo de juego, difícil de encasillarlo en un puesto fijo. Versátil y técnico, volante mixto que se movía con ductilidad por la banda derecha, o podía ayudar con prestancia en la creación de fútbol. Se sacrificaba para recuperar el balón y llegaba seguido al gol, acompañando a los delanteros o rematando desde afuera del área. Eso, mas cierto carisma y un peinado estrafalario, lo hicieron calzar rápido en el paladar de la gente.
Belluschi jugó un año y medio en River. Su estilo de todoterreno fino, lucio mejor que nunca en dos recordados éxitos contra Boca (el 3-1 de 2006 y el 2-0 de 2007). Anotó en total 13 goles, 3 de ellos se los hizo a Sebastián Peratta en un memorable 5-0 al Vélez de Lavolpe. Le tocó una época de urgencias deportivas, marcada a fuego además, por los primeros coletazos de la guerra de barras y los desastres económicos de la era Aguilar. Un combo de porcentajes de pases de jugadores del plantel -en el que estaba el suyo- cayó en las manos del empresario/ mafioso israelí Phinas Zahavi y este lo negoció rápido con Olimpiakos de Grecia, donde fue a jugar a partir del verano de 2008.
Cuando se desarrollaba la pretemporada del año 2007 y plantado ante los micrófonos que cubrían una actualidad millonaria, Daniel Passarella –entonces entrenador de River- le colgó ¿sin intención? una mochila que en verdad no le correspondía. “Belluschi vale 40 palos verdes”, dijo. Venía de hacer magníficos partidos en el apertura 2006, y que finalmente, son los que forman parte de lo mejor de su producción con la banda roja. Pero el nunca estuvo estatura de líder, y tampoco quiso serlo alguna vez.
Fue campeón en Grecia y hoy actúa en Portugal defendiendo la camiseta del Porto FC donde es compañero nuevamente de Radamel Falcao. Sigue siendo fiel a su estilo de buen ladero rendidor. Los lusitanos tasaron la cláusula de rescisión de su pase en 30 palos euros hasta que finalice su contrato en 2013. La exagerada tasación del Kaiser, con el tiempo se cumplía

7 comentarios:

Anónimo dijo...

jugadorazo !!

¿ a estos , hay que comprarlos siempre , las inferiores cuándo van a dar volantes como él o Zapata ?

un groso DAP , "ojalá" que tenga todo lo que es necesario , así de calculado como la cotización del rastarino




saludos , Jorge

Enrique dijo...

A mi también me parece un jugadorazo, le pesó bancarse la mochila de lider del grupo en un mal momento del club, sumado a que muy pocos jugadores "foraneos" tienen la capacidad para bancarse ser lider en River.

Perdoname el spam pero hice un posteo hace poco de como se robaron el % que le quedaba a River:
http://ariverloquiero.blogspot.com/2010/09/desmenuzando-grinberg.html

Un abrazo!

eduardo j. dijo...

QUÉ JUGADOR,si se quedaba era el conductor de Ríver.Hacía jugar ,como la tarde del 3-1,con los dos del PIpita y el del tecla ,pero además jugaba,le pegaba como los dioses.Cuando se liberó ,se fue;a ese lo quiero ver de nuevo con la banda.Más que a Aimar .Otros que me gustaría ver son a Saviola y al pipita.Imposibles ,también al castigado Demichelis,gran jugador.Al cabezón lo admiro ,pero no me olvido de la noche de Bergessio.Esa noche borré a Ramón..ah ,me olvidaba de Lucho,qué categoría..

Marcelo desde Mendoza dijo...

A mi punto de vista Belluschi fue la última gran adquisición de River.
Jugadorazo , sería un equivalanete de comprar a Fórmica o a un Blanco .
Ese tipos de jugadores no son habituales de ver en la inferiores , lo tuvimos pero para hacer la diferencia o para llenarle los bolsillos a nuestros diregentes truchos .

dalmassito dijo...

Antes que nada, bienvenido Eduardo J. creo que este es su primer comentario. Sus aportes enriquecen, claro esta.

Yo no me animé a poner en el post el calificativo de "jugadorazo", que se lo reservo a otro tipo de figuras. Pero bien, Belluschi cumplía con muchos de los items que deben tener los buenos representantes de nuestra camiseta.

Marce, de los dos que nombraste me quedo con Blanco. Tiene el estilo River cien por cien.

Tambien da para pensar el tipo de jugadores que poseiamos por esos años. Lucho (tengo debilidad por su futbol), Rolfi, Tecla, Higuaín, etc, etc. Hasta Zapata se extraña, hoy que anda tan bien en Vélez.

saludos a todos

GeorgeCLINTON dijo...

Muy buen jugador, rendidor, aunque a mi no me da para ponerle el mote de jugadorazo. Igual lo asumo como un tema de error mio de percepción o cuestión de gustos, sobre todo leyendo las autorizadas opiniones de mas arriba.

Sí coincido en lo de Lucho, una debilidad mia. Zapata no tanto, nunca fue santo de mi devoción

Para resumirla, Belluschi integra el grupo de los que sí me gustaría volver a ver con la banda sangre, junto a Lucho, Falcao, Mascherano, Gonzalo Higuain, Saviola, Angel. Los que no: Solari, D'Alessandro, Maxi Lopez(!), Demichelis. Un caso especial es Aimar, por el que sentía una devoción especial, pero me parece que ya no está como para volver a River, preferiría alguien mas sano fisicamente

pelotín dijo...

Acuerdo con que Belluschi, al menos por lo que mostró en River, no alcanza la categoría de crack. Aunque sí la de muy buen jugador. Está en ese grupo de grandes pero no descollantes, como el Rolfi Montenegro, Lucho González y, en otra época, Héctor Enrique o Montserrat.
Cracks --como JJ, Alonso, Enzo, Aimar, Ortega-- ya quedan pocos o no llegamos a verlos como tales, porque se van pronto, antes de madurar.
¿Cuántos cracks hay en el fútbol argentino? Riquelme y poquito más. Carrizo podría ser, Verón. Así estamos.