miércoles, 23 de septiembre de 2009

EL DÍA QUE MURIÓ TROSSERO

Ni crueldad ni amarillismo. Aventurar las sensaciones de una persona en el momento previo a su muerte es un ejercicio que roza con el morbo, se codea con la falta de respeto, se hermana con la mentira. Durante toda la historia, el ser humano Se ha interrogado sobre que se siente en el instante de la partida. Quien esto escribe tiene la idea de que la muerte es mucho peor para quienes quedan en vida que para el que verdaderamente fallece.
Imprevistamente, una historia de muerte se atravesó en la vida de River un miércoles 12 de octubre de 1983. Había terminado el partido que Rosario Central le había ganado al Millonario por 2-1 en el Gigante de Arroyito. Oscar Víctor Trossero se fue rápido del campo de juego. Le dolía la cabeza. Llegó al vestuario, dejó la ropa a un lado y fue a la ducha. Dicen que el agua salía helada. Cayó fulminado sobre las baldosas frías del vestidor. Un juvenil Carlos Tapia estaba a su lado y no podía atinar a ninguna reacción por el dramatismo del cuadro, y hoy lo recuerda como la situación mas triste de su carrera.
Cuando los doctores Seveso (padre) y Paladino se acercaron comprobaron la realidad, no habrán atinado a decir nada, y solo un par de miradas furtivas habrán servido para confirmar la gravedad de la situación. Llegó la ambulancia y desde allí al Hospital Marcelino Freyre, a unas pocas cuadras del estadio.
Una hora y media después se confirmó lo que evidenciaban los rostros conmovidos de todos los integrantes del plantel, testigos de la situación. Trossero había muerto a causa de un aneurisma congénito. El dolor de cabeza que tenía el jugador era una afección vascular-cerebral, producido por una lesión de una arteria de la cabeza.
Lo velaron al día siguiente en la cancha de River envuelto en una bandera. Su familia quiso que sus restos fueran inhumados en la localidad santafecina de Godeken, de donde era oriundo. Allí descansa hoy.
Días mas tarde, el diario Clarín, -Clorín diría un amigo- irresponsablemente echo a correr el rumor de que Trossero había fallecido por un infarto, producto de una arritmia en el corazón debido al consumo de estimulantes. Erróneamente, todavía son muchos los que hoy cuentan esta versión como la correcta. Nadie reparó que 3 días antes, Trossero había jugado los noventa minutos del partido que River le ganó a Racing 1-0. Ese día a Tito Trossero le tocó el antidoping. El resultado fue negativo.
Había cumplido 30 años hacía un mes. Hizo las inferiores en Boca, donde debutó en primera en el año 1972. Luego pasó por Racing Club y Unión de Santa Fe. Mas tarde fue vendido a Francia y en Mónaco y Montpellier se ganó el reconocimiento y la chance de retornar a River prometiendo lo que mejor sabía hacer: Goles. En eso estaba cuando la parca lo halló en aquel camarín rosarino.
Existen fotografías del momento del traslado del cuerpo de Trossero en camilla al Hospital. Pero se me cruzó por la cabeza el párrafo que inicia este post. Y opte por esta otra que lo muestra dedicado a la pasión de su vida. La pelota. Solo la misma muerte es capaz de darle verdadera entidad a todo lo que hacemos en vida.

8 comentarios:

Marcelo desde Mendoza dijo...

Gracias por publicar este relato histórico no muy grato ...pero de dramatismo muy real ..yo ese día estaba escuchando la radio luego del partido y realmente me cayó como un balde de agua helada ..

A River lo quiero - Los Sobrios del Hormigón dijo...

Yo era chico y me shockeó muchísimo, cuando sos chico ves a los jugadores como si fuesen casi superhéroes por eso es el día de hoy que recuerdo el momento exacto de cuando me enteré la noticia.
Lo de Clorín no lo sabía, patético.

Saludos, negro

Manu dijo...

PAra esa mismo tiempo tambien se produjo la muerte de Vladislao Cap mientras era nuestro DT.
Una epoca nefasta tambien en todo sentido solo superada por la era Papada

dalmassito dijo...

Es cierto Manu.

Cap murió en 1982, mes de septiembre. Murió de un cancer de pulmón. Tenia 48 años. Venia de dirigir a Boca.

Gracias por comentar

Anónimo dijo...

Sr. bloguero de River Lujo y Pueblo:

Me llamo Gonzalo Prudkin (DNI: 26.150.622) soy licenciado en Comunicación Social y vivo en Salvador de Bahía (Brasil), rn la Universidad Federal de dicha ciudad, llevando a cabo mi doctorado en comunicación. En este momento estoy realizando una investigación sobre blogs de fútbol argentinos y brasileros. Me interesa saber que función le otorgan los hinchas a sus blogs, sus usos y como forman comunidad entre si. Queria enviar por e-mail más informaciones sobre el estudio, y saber si le gustaria participar en ella por medio de completar un cuestionario online breve que solo lleva 15 minutos responder en media. En caso de querer participar le enviaré el cuestionario en formato word por este medio. Ya han participado blogueros de equipos como Palmeiras, Corinthias y Boca. Muchas gracias por su tiempo y espero respuesta. Mi correo es licprudkin@hotmail.com



Atte,
Gonzalo Prudkin
Facóm-UFBA-
BAHIA- BRASIL

*** Javierglam! *** dijo...

Gracias por pasarte siempre por mi blog loco... la verdad es que nunca me imagine ver a River en este lugar (de la mitad de la tabla para abajo) pero bueno el domingo a copar el monumental y a levantar cabeza!
Saludos millonarios
Javier

Los pasillos del Monumental dijo...

Muy buen post. El relato y los datos son de primera.

Saludos

Claudio "Tordo" Cofini dijo...

Gracias por el recordatorio. Yo era pibe y lo veía jugar en Unión de Santa Fe, donde también se hizo ídolo rápidamente. Fué una triste noticia para los tatengues también.