viernes, 17 de abril de 2009

LUIS CUBILLA


Ganó 2 Libertadores, 1 Intercontinental, 1 Recopa, 1 Interamericana, Ligas Paraguayas, Ligas Uruguayas, jugó en River Plate, en Peñarol y Nacional de Montevideo, en Barcelona de España. Los datos son contundentes. Luis Cubilla fue un exitoso en el mundo del fútbol. Casi en todos lados, menos en River Plate.
Jugó con la banda roja 4 años en la década del 60. Con el recuerdo de sus grandes actuaciones y por su prestigio de técnico ganador, no sorprendió demasiado cuando a principios de 1984, Hugo Santilli anunció su contratación. Venía de varios años de triunfos con Olimpia de Paraguay, y su llegada a Buenos Aires, significaba un desafío importante en su carrera.
Era un River raro el de esos años. Tanto que la palabra descenso sonaba fuerte entre los hinchas, y las charlas entre los dirigentes y el cuerpo técnico tenían como tema fundamental la sumatoria de puntos para engrosar el flamante promedio.
Cubilla estuvo solo 7 meses en River, y su gestión no será recordada como de las mejores, aunque tampoco fue un rotundo fracaso. Para ese año el equipo se reforzó bastante. Nery Pumpido, Cacho Borelli, Teglia, Craiyacich, el paraguayo Villalba, Roque Alfaro, el retorno de Beto Alonso. Debutó ganándole a Huracán 2-0 un lunes a la noche. Llegó a la final del Nacional luego de derrotar en semifinales al San Lorenzo de Veira que venía reventado canchas y dando espectáculo. Pero en la definición fue superado en forma aplastante por el Ferro de Griguol, que abrochó la serie en el primer tiempo del partido de ida, cuando se fue al entretiempo ganando 3-0 con baile.
En su pelea por el Nacional, River descuidó el Metropolitano que se jugaban casi simultáneamente. Al terminar la primera rueda, una caída como local ante Newells y una catastrófica derrota ante Unión de Santa Fe 1-5 lo obligaron a renunciar. Era el 5 de Agosto de 1984.
Tenía personalidad y convicciones. Era testarudo y de mano firme. Se peleó con Francescoli (enfrentamiento que se mantiene hasta hoy) y lo quiso mandar al América de Cali a cambio del pase de Alfaro. Tenía sus jugadores de confianza y en esa estructura, Enzo solo cuadraba como volante por la derecha. Igual la rompió.
A pesar de tener un plantel de cierta riqueza, River nunca logró brillar con Cubilla como DT. El estilo de juego batallador que pregonaba, no se adaptó nunca al paladar millonario ni a las características de sus jugadores. Igual, su impronta ganadora sirvió mucho para sacar a River de la patética imagen que había mostrado en año anterior, cuando había finalizado anteúltimo en el Torneo Metropolitano orillando la pérdida de la categoría.
Su salida propició la llegada de Héctor Veira, quién escribiría páginas gloriosas en la historia del Club. Pero ese es otro capítulo. El de Cubilla solamente dirá que dirigió River en 32 partidos. Ganó 15, empató 10 y perdió 7, y que se fue sin pena ni gloria.

2 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Suele pasar que hay gente que triunfa mucho en un equipo y va a otros y no consigue lo mismo. Un abrazo.

River Hoy dijo...

Hola como andas. Queria saber si estabas interesado en hacer un intercambio de links con mi blog RiverHoy.com

Si te interesa dejame un comentario en algun post y agrego tu link al toque.