miércoles, 11 de agosto de 2010

ÁNGEL LABRUNA


- Anécdota 1:
Rosario, Santa Fe / 5 de marzo de 1972 / Gigante de Arroyito.
A los 40 minutos del complemento el Central de Labruna vapuleaba a River por 4-0. El pesado sol veraniego caía detrás de la platea oficial proyectando su tentadora sombra sobre el césped. Desde allí, un joven Norberto Alonso, agotado y apesadumbrado por la goleada, mira impotente el juego con los brazos en jarra. De pronto, Labruna se acerca a la linea de cal, pone las manos al costado de su boca y sin disimulo le grita “Dale, nene!!. Corré, que yo transpiré 20 años esa camiseta!!”.
- Anécdota 2:
Avellaneda, Buenos Aires / mañana x de 1973 / Cilindro de Avellaneda.
Ángel Labruna está por dar comienzo a una nueva práctica de Racing Club. Está avisado de la ausencia de Fillol por una reunión con dirigentes de River. Minutos después, sorprendido, observa como el arquero ingresa al predio vestido para la práctica. Lo llama y se produce este dialogo.
- “Fillol, ¿Usted no tenía esa reunión con la gente de River?”.
- “Eh… si, pero no, Don Ángel, mire, yo me quiero quedar acá, estoy cómodo, me…”.
- “Pere, pere, pere, pere… mire Fillol, usted haga lo que quiera, pero yo le voy a decir una cosa. Si usted no se cambia, no va a esa reunión y no arregla con River, yo mañana vengo y lo recontracago a trompadas”.
- Anécdota 3:
Córdoba / 9 de mayo de 1982 / Estadio Chateau Carreras.
Arenga previa de Angel Labruna en el vestuario Talleres de Córdoba antes del partido ante Boca Juniors por el Nacional de 1982. “Vamos muchachos, eh!. Tranquilos, hagamos lo que sabemos, pero no nos volvamos locos, este es un partido más, eh”.
Cuando los jugadores marchan para el campo, Labruna llama aparte a Carlos Morete, JJ López, Pedro González, Héctor Artico, José Omar Reinaldi y Jorge Coudannes, (todos ex River) y les dice mirándolos a los ojos: “Muchachos, partido más una mierda, eh!. Para nosotros, ante estos, los partidos son a muerte, vamos eh!”.

Las historias que se transcriben arriba pertenecen a la figura mas emblemática que River Plate tuvo y tendrá. Seguramente ustedes, amigos del blog, habrán notado el detalle de que en estos dos años y pico de experiencia on line no se ha hecho referencia directa a la figura de Ángel Amadeo Labruna. Sinceramente no he podido. La omisión autoimpuesta es hija del respeto y también de la incapacidad. Hay que ser medio caradura para sentirse facultado para resumir en una carilla la grandeza del prócer de Núñez, por eso la elección al azar de algunas de las tantas historias que de su identificación con River se desprenden. El resto es palabrería gastada. Diremos entonces lo que todos sabemos. Su carisma ganador, su ojo clínico, su mensaje llano, su humor chinchudo, su manía cabulera, su pasión por la timba baraja y burrera. Su amor por la banda ante todo y contra todos.
Y sin embargo todo elogio sigue sonando –como siempre- injusto y poco meritorio. Al fin y al cabo la historia de Labruna tiene vida perpetua en el alma millonaria. Allí descansa en el mejor de los comforts, y ahí permanecerá, tan grande, como la gloria de River misma.

4 comentarios:

Enrique dijo...

Como ponés vos, no hay nada más que agregar, Labruna es River Plate. Entrando al terreno hipotético e incomprobable yo creo que con Labruna vivo (y presidente honorario al estilo Di Stéfano con el Real Madrid), River núnca hubiese caido en la debacle institucional aguilareana, no lo hubiese permitido.

La semana pasada Apo contaba una anécdota de Labruna relacionada a la discusión entre Cappa y Distacio. Un periodista (que Apo no quiso nombrar) le insinuó a Labruna que de táctica sabía poco o nada de manera un tanto sobradora. Labruna se calentó y lo trató de cagar a trompadas, el tipo salió corriendo y Labruna le gritaba: "mocoso irrespetuoso, yo tiré paredes con Moreno, con Pedernera, jugué con Distéfano y vos que núnca pisaste una cancha me venis a hablar de fútbol a mi"

Marcelo desde Mendoza dijo...

Gran post Adrian y merecido al Angel que ha guiado a RIVER desde siempre . Es ANGEL la transformación de River en persona , creo que no existe alguien tan emblemático como Angelito .
En mi blog fue la primer foto que pegué y tampoco me animo a hablar de él porque me parece que sobran palabras .

GeorgeCLINTON dijo...

Gran post. Nada mas que agregar sobre el gran Angel. Ojalá su espirítu nos acompañe y proteja en esta dura temporada que tenemos por delante

Anónimo dijo...

Recordarlo , tenerlo presente y compartirlo . Muy buenas anécdotas , de un tipo y épocas donde el sentir por una camiseta trascendían hasta la inverosimilitud para lo que hoy se conoce como "profesional"

qué nenes llevó a Talleres !!


a mi me gustaría que tenga una chance de dirigir River , Omar , cuando sonó como reemplazante de Gorosito pensé que si había un tipo que conocía el club y tenía humildad , o sea no iba a pedir una fortuna , era él pero , por la anterior manga de delincuentes y el estado de todo el fútbol , podría haber sido un quemo más ...

así que espero se dé en algún momento si es que el otro Ángel no se queda a vivir , je .


saludos , Jorge